Tips para un proyecto de inversión exitoso

Si se desea implantar un proyecto de inversión exitoso que incremente los flujos de efectivo positivos y el valor agregado a la empresa, es necesario considerar, con base en mi experiencia, entre otros, los siguientes tips para mantenerlo controlado en todas sus fases:

1) Se debiera partir de una idea que no esté satisfecha en el mercado, ya sea por un nuevo producto o servicio a ofrecer en el mercado, o bien, si determinada ciudad, estado o país no cuenta con la oferta de cierto (s) bien (es) o servicio (s) a ofertar.

2) Seleccione una ubicación estratégica tanto de su nueva unidad operativa y/o de logística.

3) La productividad de la empresa debiera empezar con el análisis, selección y cálculo financiero de los proyectos de inversión exitosos al definir en su autorización los parámetros a obtener en ventas, utilidad neta, flujos de efectivo netos descontados y otros indicadores para lograr la rentabilidad y estabilidad de la empresa. La productividad de la empresa, de ninguna manera empieza hasta que se lleguen a medir o a cuantificar los resultados reales de los proyectos.

4) Desarrolle un procedimiento completo que cubra el aspecto técnico y financiero del proyecto.

5) Realice un presupuesto racional del proyecto que deberá ser aprobado por la instancia adecuada: la Dirección General, el Comité de Finanzas y Planeación, el Consejo de Administración, dependiendo de los límites de autorización establecidos.

6) Desarrolle un estudio integral de mercado, financiero y técnico del proyecto por parte de un área debidamente capacitada de la empresa o recurra a un especialista externo.

7) Calcule los flujos de efectivo descontados del proyecto a 10 años, la tasa de descuento del mismo, su Tasa Interna de Retorno (TIR), Valor Presente Neto (VPN) y Período de Recuperación de la Inversión (PRI). Estos indicadores deberán mostrar valores superiores o iguales a los parámetros mínimos para aceptar realizar proyectos de inversión de acuerdo a su procedimiento. Cualquier variación negativa deberá justificarse plenamente antes de empezar a invertir.

8) Desarrolle un Formato de Aprobación completo del proyecto, mostrando su importe estimado a invertir, la TIR, el VPN, el PRI, así como los objetivos y cifras a alcanzar desde el punto de vista financiero, de mercado, de producción, ecológico (en su caso), fecha de arranque de operaciones, niveles y firmas de aprobación, y espacio para observaciones, entre otros datos.

9) Al diseñar el Formato mencionado y sus anexos, establezca los parámetros operativos, tanto de ventas, producción y financieros, ecológicos y de control de calidad a lograr y monitorear en forma mensual, trimestral y anual, para después confrontarlos Vs. los resultados reales.

10) Presente este formato y sus anexos a la aprobación formal y observaciones del Director General, Comité de Finanzas y Planeación y del Consejo, según los niveles de autorización establecidos.

11) Nunca autorice proyectos de inversión por la meta corazonada de accionistas, consejeros o del Director General. Esas decisiones precipitadas cuestan caras después al tener que cerrar alguna unidad operativa o tener que venderla para recuperar parte de la inversión.

12) Elija adecuadamente a la empresa coordinadora de la obra, los contratistas y proveedores del proyecto, implementando un sistema de evaluación técnica y calificación de los mismos según el procedimiento establecido. Para los pedidos de materiales y asignación de trabajos a contratistas, realice concursos de obra por precios unitarios que deberán respetarse.

13) Elabore periódicamente cronogramas o graficas de Gantt para comparar el desarrollo real de las fases del proyecto Vs. las fechas planeadas y autorizadas. Analice y explique las variaciones obtenidas.

14) Revise periódicamente los montos que se vayan ejerciendo y comprometiendo Vs. los importes autorizados que teóricamente se debieran tener gastado en el proyecto a lo largo del mismo y no hasta que se vaya a terminar, para prever posibles sobregiros, que lo hacen menos rentable. Al final del proyecto la variación negativa o positiva mayor al 10% entre el total autorizado y el gastado deberá justificarse y autorizarse por escrito por el nivel autorizado.

15) No confié totalmente en su Gerente del proyecto, suele haber muchos abusos en los gastos del proyecto, ordene una auditoría financiera, contable, de compras y técnica, para detectar las desviaciones pagadas de más oportunamente entre los volúmenes de obra facturados y los físicamente ejecutados y en planos, También ordene se verifique que la calidad y los precios contratados correspondan a los materiales y equipos instalados, entre otros puntos a auditar.

16) Evalúe si su área de Auditoría Interna está capacitada para esta auditoría integral. Si no, contrate asesores externos, incluyendo una experimentada firma de ingeniería.

17) Verifique que los proyectos se capitalicen oportunamente en el periodo contable que fueron concluidos y cuando entraron en operación, para que los ingresos se enfrenten oportunamente Vs. los cargos por depreciación mensual.

18) No olvide realizar la función de post-evaluación integral de proyectos, aislando o separando los resultados específicos de cada proyecto de inversión en particular desde el punto de vista financiero, estratégico, de ventas, producción, control de calidad y ecológico para compararlos vs. las cifras originales cuando se aprobó el proyecto. Evite solo usar solamente los estados financieros de la empresa, ya que ésta suele mostrar información de varios proyectos o de varias unidades operativas simultaneas (fabricas, tiendas, almacenes, etc.), así como el resto de los costos y gastos de la entidad.

Se puede concluir, que entre más controlado se mantenga el proyecto de inversión conforme a los puntos anteriores, se estará contribuyendo a mejorar la rentabilidad de la empresa y el cumplimiento de los Principios Básicos de Gobierno Corporativos 2 y 4 relativos a la generación de valor económico y social, y a la consideración de los terceros interesados en el buen desempeño, la estabilidad y la permanencia en el tiempo de la sociedad, así como a la conducción honesta y responsable de los negocios de la entidad.

*Ramón Serrano Béjar, consultor Independiente en Gobierno Corporativo y Productividad

[email protected]