Waze apuesta con Carpool para reducir el tráfico

Se puede viajar en un auto compartido a bajo costo, dependiendo los kilómetros recorridos. Foto: Shutterstock

En la Ciudad de México cuando hay tráfico un recorrido de 30 minutos puede convertirse en una o hasta dos horas, situación que aumenta el estrés de los trabajadores por llegar a tiempo a sus labores.

Con esto como referencia, la aplicación móvil Waze lanzó Carpool, propuesta que busca reducir el tráfico y ayudar a llegar de forma más rápida y segura al destino de cada persona.

El nuevo modelo que ya está disponible en la Ciudad de México, desde el 16 de marzo, tiene el objetivo de devolver minutos a los mexicanos a través de ride, dijo Ingrid Avilés, head de Waze Carpool en México en entrevista con El Economista.

La propuesta de carpooling se centra en compartir el auto con personas que vayan en la misma dirección o por el camino de quien conduce, tendencia que ya está presente en el mundo y que ha mostrado buenos resultados. Ejemplo de ello es BlaBlaCar, servicio francés de vehículo compartido.

“En México, por auto viajan en promedio 1.2 personas, pero muchos van solos, mientras, en las calles, la gente hace filas para el transporte. En el país, más de 4 millones de personas usan la app de Waze, de los cuales 2.1 están en Ciudad de México, es decir, uno de cada tres. Por ello, con carpooling podemos hacer un cambio”, detalló Avilés.

La seguridad

Para utilizar el servicio, el usuario sólo deberá bajar la app de Carpool, crear su perfil con información de trabajo, escuela o casa. Esto permitirá que tanto el conductor como los pasajeros conozcan más de las personas con las que viajan y puedan decidir con quién hacerlo.

“Queremos empoderar al usuario para que tenga el mayor número de elementos posibles para tomar una mejor decisión. Podrán conocer su información básica, calificaciones y reconocimientos”.

Asimismo, se pueden crear grupo de confianza, por ejemplo, viajar sólo con mujeres, con personas de la misma empresa o que vivan por la zona, o con las que ya se conocen bien.

En torno a la información personal, la aplicación incluye un chat interno que evita la necesidad de compartir teléfonos u otros datos que pudieran representar un riesgo.

El modelo

El servicio, que se enfoca principalmente en trabajadores y universitarios, puede ofrecerse dos veces por día y tiene un costo similar al transporte público, de 10 pesos en primera fase que se podrá pagar a través de la app con tarjeta. La finalidad no es hacer del servicio un negocio, sino ayudar a combatir el tráfico de la ciudad.

“Por lanzamiento este primer mes, todos los pasajeros, sin importar los kilómetros recorridos, van a pagar 10 pesos, pero el conductor recibirá el monto total. Por ejemplo, si el costo del viaje era de 20 pesos, eso es lo que obtendrá“, resaltó Avilés.

México es el cuarto país en recibir la aplicación, y con base en los resultados de otros países, se espera que ayude a mejorar la circulación y devolver el tiempo a las personas. Tan sólo de enero a febrero los viajes en países como Brasil incrementaron 50 por ciento.

Una forma de lograr el éxito es con el apoyo de las empresas, quienes, relató Avilés, muchas, ya difunden el servicio entre sus empleados para que puedan llegar de mejor forma a sus trabajos.

“Lo que más buscamos es cambiar la mentalidad para compartir”, finalizó.

[email protected]

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario