Usa la tecnología para conocer a los clientes

Foto: Shutterstock

Las empresas han sufrido una inminente transformación digital, la rápida evolución ha traído un sin fin de herramientas y el principal reto que enfrentan las compañías es saber cuál se adecua mejor a sus necesidades.

Jesús Macías Villacorta, Country Manager de México de la empresa Grupo Assa, compañía especializada en transformación digital de procesos dice que las empresas invierten de 3 y 7% de sus ingresos totales en innovación y hay que encaminarla a potencializar la inversión, el modelo de negocio y las ventajas competitivas que se han desarrollado a lo largo de los años.

Agrega que un diagnostico digital permite identificar los valores y objetivos estratégicos del negocio, desde conocer las inversiones que se han hecho en tecnología, hasta saber qué es lo que se requiere cambiar internamente a fin de crear trajes a la medida para los clientes e impactar en la experiencia que va a tener el usuario final.

Además, tener un diagnostico digital constante permite genera en las empresas un aumento de 20 o 30% en las ventas, incluso duplicarlas, aunque ello depende del tipo de negocio, la madurez tecnológica y el producto que ofrezca.

En este sentido, la transformación digital de procesos debe unificarse en tres categorías principales: tecnología, mejores prácticas en los procesos del negocio y lo que el cliente requiere.

“El 80% de nuestros clientes llegan con base instalada y sólo 20% son nuevos, les hacemos un diagnóstico completo para ver sus áreas de transformación, manufactura, redes sociales, producción, compras, ventas o proveedores y priorizamos el área que mayor impacto tiene en el negocio”.

Uno de los objetivos es ampliar la presencia de la compañía en el mercado y que cuente con mayor variedad de productos, para ello el diagnostico señala si se tiene que modificar el procesos, la tecnología o reacomodar al personal para generar una mayor experiencia hacia el cliente.

“Cuando se analizar la información es posible tomar decisiones en tiempo real, como mover el inventario que no tiene un flujo importante o abastecer con anticipación los productos que mantienen una alta demanda”, finaliza Jesús Macías.

elizabeth.meza@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.