¿Tu empresa está lista para la IA?

Foto: Especial

La Inteligencia Artificial (IA) es una de las tecnologías que está en boca de todos y que cada vez más se busca implementar en las empresas para optimizar procesos y tener mejores resultados. De acuerdo con Adobe, sólo 15% de las empresas utilizan IA a nivel global, y se espera que la cifra ascienda a 31% para 2019.

“Cada vez más las empresas incorporan esta tecnología de IA para automatizar tareas repetitivas, o en forma de chatbots para ventas o servicio al cliente”, explicó Gustavo Parés, director general de Nearshore Delivery Solutions, empresa especializada en cómputo cognitivo e IA.

“Cada vez más las empresas incorporan esta tecnología de IA para automatizar tareas repetitivas, o en forma de chatbots para ventas o servicio al cliente”, explicó Gustavo Parés, director general de Nearshore Delivery Solutions, empresa especializada en cómputo cognitivo e IA.

El Machine Learning y la IA impactarán a la mayoría de las industrias, empleos y empresas de todos niveles, y a medida que se invierta en el desarrollo de esta tecnología, más empresas integrarán este tipo de soluciones a su operación. Las que no se arriesguen comenzarán a rezagarse.

Los beneficios van desde ahorro de tiempo y dinero, hasta la implementación de nuevos procesos que satisfacen las necesidades de sus usuarios, pero ¿cómo saber si tu empresa está lista para incorporar IA en sus procesos? Sólo basta responderse cuatro preguntas.

¿Qué quieres lograr con IA?

Una vez que estés al tanto de lo básico, el siguiente paso para cualquier empresa es comenzar a explorar diferentes ideas. Piensa en cómo podrías agregar capacidades de IA a tus productos y servicios existentes.

Lo más importante es detectar en qué casos o procesos específicos, el uso de la IA puede resolver problemas comerciales o proporcionar un valor demostrable para tu empresa.

Al igual que con cualquier otra solución, es importante comenzar con el resultado que se espera conseguir. Simplemente no se puede aplicar una nueva herramienta por aplicarla, ya que esto puede atraer nuevos problemas, como un gran costo de inversión, o incluso puede entorpecer los procesos ya establecidos dentro de una empresa.

¿Qué procesos puedo hacer más eficientes?

La mayoría de las empresas ya están utilizando la Inteligencia Artificial de una forma u otra, pero no debe emplearse si no aporta un valor para la tuya.

Su uso simplifica una larga lista de procesos, lo cual permite que los esfuerzos se centren más en prácticas empresariales creativas, en lugar de consumir tiempo en procedimientos de rutina.

A diferencia de las compañías de tecnología más grandes, no es necesario realizar inversiones de ocho cifras en IA. En lugar de tratar de integrarla en todos los procesos de tu empresa, debes pensar en aquellos en los que pueda tener el mayor efecto, el más rápido y el más transparente, para ahorrar así la mayor cantidad de tiempo posible y el beneficio sea más visible.

¿Ya soy un negocio digital?

Si no haz digitalizado los procesos de negocio del mundo del papel a la nube, es posible que no estés listo para la IA.

Las compañías más actuales se lanzaron cuando la digitalización era la norma, por lo que su operación puede hacer mayor uso del cómputo en la nube, big data y otras tecnologías, lo que permite que estas aplicaciones estén mejor integradas.

Sin embargo, en las empresas tradicionales, los procesos y la tecnología pueden no ser fácilmente adaptables para las aplicaciones que ofrece la inteligencia artificial.

Antes de correr hay que aprender a caminar, por lo que si tu empresa aún no ha digitalizado sus procesos, es momento de hacerlo antes de dar el siguiente paso.

¿Debo automatizar mi servicio al cliente?

Muchas veces, los usuarios piden o buscan información sobre los diferentes productos o servicios que ofrece una empresa dentro de un sitio web o en el área de atención a clientes; sin embargo, suelen tener una mala experiencia al navegar por la página web, permanecer mucho tiempo en espera o al no encontrar una respuesta adecuada a sus dudas, haciendo que acudan a un lugar que se ajuste a lo que ellos necesitan, en otras palabras: se van con la competencia.

La inteligencia artificial puede solucionar estos problemas con el uso de chatbots, ya que estos gestionan la adquisición de nuevos clientes y funcionan como canales de atención para presentar productos, servicios, horarios entre otras características.

También ayudan a recibir solicitudes de servicio, responder a presupuestos, agendar visitas, tratar reclamaciones y ofrecer promociones. Finalmente, influyen en la retención de los usuarios al solucionar dudas, y mantener a los clientes actualizados sobre el progreso de sus servicios.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario