¿Tu e.firma está por vencer? Renuévala por internet

Foto: Especial

A partir de este lunes las personas físicas podrán generar o renovar la contraseña de su e.firma desde un Smartphone o computadora, anuncio el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Desde el 15 de abril se lanzó la plataforma y herramienta de SAT ID, ante la emergencia sanitaria y en cumplimiento con la Jornada de Sana Distancia y Quédate en casa, con la finalidad de que las personas físicas que anteriormente realizaban la generación o renovación de su contraseña en una oficina desconcentrada, lo pudieran hacer desde su hogar.

A SAT ID se incorporó esta semana el proceso de renovación de la e.firma para personas físicas, si el vencimiento de la misma no excede de un año al momento de su trámite.

“Por ejemplo, si venció el 30 de junio de 2019, la persona física tiene hasta las 23:59 horas del 30 de junio de 2020 para poder realizar el trámite mediante SAT ID. Si la e.firma tiene más de un año vencida, ya no se podrá realizar desde casa”, señaló la dependencia.

Si la e.firma está por vencer, las personas físicas pueden hacer hoy el proceso de renovación a través de CertiSAT Web.

Requisitos para la renovación a través de SAT ID

  • Entrar a SAT ID y realizar el trámite para e-firma y que dicha solicitud haya sido aprobada.
  • Certificado digital (vencimiento no mayor a un año) (*. CER);
  • Llave privada del Certificado (vencimiento no mayor a un año)(*. KEY);
  • Contraseña de la llave privada de los archivos anteriores;
  • Dirección de correo electrónico propia.

“Esta acción significa un logro más para el SAT, pues la e.firma es de gran utilidad para las y los contribuyentes ya que da acceso a los distintos servicios electrónicos y, con su incorporación al SAT ID, facilita la realización de los diferentes trámites fiscales de manera remota. Con esta nueva implementación se espera atender a 1.2 millones de personas físicas”, puntializó.

La dependencia también le recordó a las personas físicas que tienen hasta de 30 de junio para presentar su declaración anual 2019.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario