Tecnologías limpias, un modelo rentable para las empresas

Bertrand Piccard voló alrededor del mundo en el Impulse 2, un avión movido por energía solar. Foto: Cortesía

Bertrand Piccard dice que la energía renovable es una solución para todas las compañías ante el cambio climático.

Nueva York. La energía renovable es una solución ante el cambio climático de la que todas las empresas pueden beneficiarse; sin embargo, aún se ve como algo de futuro aunque ya es una realidad.

El problema es que el discurso acerca de estas tecnologías limpias se centra en los desastres ecológicos, en lugar de las soluciones, y aquí es donde hay que poner principal atención, dijo Bertrand Piccard, el hombre que voló alrededor del mundo en el Impulse 2, un avión movido por energía solar.

Su viaje demostró el potencial y la importancia de la energía solar y ahora, por medio de la fundación Solar Impulse, de la cual es el director, quiere hacer un nuevo recorrido por el mundo, pero esta vez en busca de las 1,000 soluciones de energías limpias, eficientes y sustentables que ayuden al medio ambiente.

La idea es presentar las soluciones que brindan empresas y startups en la Conferencia de las Naciones Unidas del 2018, la COP 24, sobre el Cambio Climático para incitar a generar objetivos ambientales y políticas energéticas.

En entrevista con El Economista, en el marco de la Semana del Clima en Nueva York, Piccard dijo: “El significado de mi proyecto es probar que las soluciones existen (…) y encontrar proyectos ganadores. Hace 10 años te habría dicho que es caro y difícil proteger el medio ambiente. Pero hoy, es rentable”.

Se han recopilado innovaciones de todo tipo, desde filtros de aire para capturar las emisiones de CO2, plantas para purificar y desalinizar agua, hasta contenedores para transformar los desechos orgánicos en energía limpia.

En México ha encontrado soluciones, con las cuales ya colabora y aunque no mencionó nombres, habló acerca de una innovación que sustituye al diesel y la importancia de implementar autobuses eléctricos que reducen considerablemente la contaminación.

Por qué pocas empresas la implementan

Aunque en los últimos años se le ha dado más impulso y difusión al uso de energías renovables, las empresas aún no se animan a adoptarla, en parte, dijo Piccard, se debe a la incertidumbre de la rentabilidad de estas energías, para incitar a las compañías a cambiar su modelo, se requiere dar a conocer las ventajas económicas que ofrecen.

Piccard también destacó que existen tres principales razones por las que no se implementan estas soluciones. La primera es la “ignorancia de lo que existe y lo que se hace”, pues en su recorrido por el mundo le ha sorprendido el poco conocimiento de los jefes de Estado sobre lo que pasa en los laboratorios y empresas en el sector de energías limpias.

El segundo punto “es mucho más psicológica; es el miedo al cambio”, ello porque las organizaciones temen cambiar su modelo de negocios y las personas, es decir, los consumidores, la forma en la que viven.

La tercera es la regulación, “las leyes son obsoletas y muy pocos gobiernos tienen el coraje de cambiar sus leyes, para incentivar realmente las inversiones en energía sostenible”.

En cuanto a este último, detalló que para generar un cambio se requiere una transición en la mentalidad de los políticos.

Lo cierto es que se necesita de las empresas y del gobierno para hacer una transición. El papel del gobierno es establecer un marco legal que respalde esta transición con marcos muy específicos.

En tanto, el ejecutivo debe mostrar las soluciones a alcanzar. “Hasta ahora, los gobiernos han hecho mucha administración y no suficiente liderazgo”, y depende del Estado explicar hacia dónde ir.

Mientras, las empresas y las startups desarrollan soluciones innovadoras y rentables que cuidan y ayudan a reducir el cambio climático.

[email protected]

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario