Tecnología reinventa experiencia de compras de cosméticos en línea

L'Bel tiene una app de realidad aumentada para probarse maquillaje. Foto: Especial

Comprar artículos por internet se ha convertido en una de las actividades favoritas de la actualidad, ya que se puede hacer desde la comodidad del hogar, siendo los artículos de tecnología, comida y de belleza los preferidos, de acuerdo a datos de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO).

La tecnología y alimentos no representan gran problema al momento de solicitarlos, pues se sabe qué cualidades tienen los aparatos, cómo se verán o que ingredientes se incluyen en las comidas, pero en el caso de los artículos de belleza y cuidado personal, que tienen una frecuencia de compra de 58%, es más complicado porque a pesar de saber sus componentes, no se sabe cómo lucirá en la persona, a menos que ya se conozca el producto.

Por ello, es necesario innovar y ofrecer una mejor experiencia de compra, y un aliado en esto es la tecnología. Ejemplo de ello es L’Bel, quien buscó hacer de las compras de sus clientes, un momento único e innovador.

A través de tres canales, la marca ofrece atención a los clientes como el Asesor de Belleza, aplicación móvil que hace uso de la realidad aumentada para facilitar el proceso de selección de cualquier maquillaje de su portafolio.

“Su interfaz está diseñada para que las consumidoras puedan ver en tiempo real cómo lucirían con las diferentes opciones de labiales, máscaras de pestaña, delineadores, bases y rubores de la marca. De este modo, pueden experimentar con efectos y paletas de colores de una manera fácil y divertida”, indicó la firma.

La app también permite contactar a una consultora cercana o comprar directamente en línea con envío a domicilio.

Otro de sus canales, el primero en crearse, es el Diagnóstico de Piel, herramienta disponible en su sitio web, que ofrece una recomendación de productos a través de un cuestionario de ocho preguntas sobre hábitos y características del consumidor, generando un análisis más acertado de las necesidades de cada persona. El usuario no necesita estar registrado en el sitio para hacer uso de ella.

En tercera instancia, está el catálogo digital, que funciona de manera personalizada para cualquier consultora; es decir, la vendedora cuenta con su propio catálogo digital, que distribuye a sus clientas desde su celular.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario