La tecnología cognitiva no remplazará la fuerza laboral

Foto EE: Angélica Pineda

En el mundo, los datos y la convergencia entre las industrias son las dos grandes fuerzas que están impulsando el cambio en las empresas y en los usuarios, y este torbellino tecnológico, etiquetado como tecnología cognitiva, no reemplazará a los humanos en los centros de trabajo, asegura IBM.

Durante un evento para mostrar el potencial de la aplicación de Watson en organizaciones mexicanas, Salvador Martínez Vidal, presidente y gerente general de IBM México, resaltó que cada día se generan 2.5 mil millones de gigabytes de nuevos datos, en su mayoría no estructurados, como videos, fotografías, textos, sin embargo, apenas 12% logran ser procesados por las empresas.

Por otro lado, las compañías emergentes comienzan a adueñarse de la cadena de valor de las grandes empresas. “Ninguna compañía es inmune a esto, porque está sucediendo en todas las industrias y todas las organizaciones”, resaltó.

Explicó que los sistemas cognitivos entienden los datos estructurados y establecen relaciones entre las palabras y el contexto; aprenden de forma continua y no se programan, sino que aprenden para ser cada día mejores.

“Esta tecnología no está pensada para remplazar a nadie” enfatizó, sino “para mejorar para mejorar el conocimiento de los humanos, para ampliar sus capacidades. Aunque sí, algunos puestos de trabajo cambiarán, pero también permitirá crear actividades y carreras que los niños que hoy nacen en México harán y hoy no podemos concebir”, comentó.

Datos de IDC indican que las inversiones de las empresas en sistemas cognitivos, como Watson, ascenderán a 31,000 millones de dólares para el 2019. Empresas de sectores como el de la salud, financiero y medios de comunicación, son algunas de las que ya adoptaron esta tecnología.

En México, Grupo Financiero Banorte utiliza Watson Engagement Advisor (WEA), en su Centro de Contacto en procesos como reporte de robo o extravío de tarjetas bancarias, aclaración de cargos no reconocidos e información general de la cuenta.

PLM, empresa editorial de textos médicos, también usa esta solución para análisis semánticos, entre otras actividades.

[email protected]

CRÉDITO: 
Angélica Pineda / El Empresario