Tecnología agiliza créditos para ampliar las pymes

Foto: Shutterstock

No se requieren trámites burocráticos como en las instituciones bancarias, para una solicitud de 80,000 a 1501,000 pesos, únicamente se pide identificación oficial, comprobante de domicilio y estados de cuenta.

La mayoría de las pequeñas y medianas empresas (pymes) sufren de efectivo a lo largo del año y siempre tienen emergencias, ya sea que les falte inventario, algo se descomponga o necesiten inversión para continuar un proyecto, por lo regular esos problemas se resuelven con capital; sin embargo, estas empresas no siempre tienen acceso a préstamos.

Solicitar un préstamo a una institución bancaria requiere cubrir una serie de requisitos que alargan el proceso y no siempre significa que sea otorgado. Además, los bancos mexicanos generalmente enfocan sus esfuerzos en realizar transacciones con empresas grandes y dejan de lado a las pequeñas compañías.

Una alternativa para tener siempre capital a la mano es conseguir créditos fintech, es decir acudir a plataformas tecnológicas de financiamiento, las cuales en un periodos de 48 horas otorgan préstamos.

Además, con este tipo de sistema hay 14% más posibilidad de que una pyme obtenga un financiamiento que si lo solicita en el banco, es mucho más rápido, al pasar de tres meses a dos días, y se adecua a las necesidades de la empresa.

Por ejemplo, una compañía de manufactura que le trabaja a IBM y necesitan 200,000 pesos por una orden acude a un préstamo para comenzar la orden. “Con ellos, como ya tienen el financiamiento aprobado pueden entrar al portal y bajar ese presupuesto, al cumplir la orden de la compañía y recibir el presupuesto nos pagan y vuelven a tener disponible ese monto. En lugar de que el cliente se adapte a nosotros, el producto financiero se adapta al cliente”, precisa Guillermo Hernández, fundador de Aspiria, plataforma en línea que otorga créditos a pymes.

La empresa elimina los trámites burocráticos de las instituciones bancarias. Para una solicitud de 80,000 a 150,000 pesos, únicamente se solicita identificación oficial, comprobante de domicilio y estados de cuenta.

Los financiamientos se adecuan a las necesidades del cliente en tres principales variables: monto, tasa y plazo, los cuales cambian de acuerdo a las empresas. “Si vemos que el cliente tiene buen manejo de sus cuentas le damos soluciones con plazos altos y tasas bajas, cuando el cliente tiene un ‘raspón’, es decir cuenta con alguna deuda, nuestro análisis evalúa y ve los demás indicadores que nos indican si es ideal otorgarle un crédito”, puntualiza Guillermo Hernández.

Los principales clientes de Aspiria son la industria de servicios, restaurantes y construcción. En los dos años de creación ha otorgado más de 500 financiamientos y el ticket promedio es de 80,000 y 90,000 pesos, principalmente a pymes.


Hay opciones

Otra institución que también ofrece préstamos en línea es Creze, plataforma que se percató que las pymes son el motor de la economía. “Son aquellas que las grandes compañías necesitan para sobrevivir en el mercado y cumplir con los requerimientos que están fuera del modelo del negocio”, menciona David Lask, co-fundador de Creze.

La plataforma se enfoca en documentación para evaluar a la pyme. Al ingresar los datos básicos como nombre de la empresa e historial a la página web se realiza una evaluación rápida y para profundizarla se solicita acceso al SAT, “donde descargamos la facturación de la empresa y declaraciones, ello nos permite conocer cómo le ha ido en los últimos años, también se pide acceso a la cuenta bancaria para descargar su transaccionalidad de los últimos meses”.

Los montos de préstamo van desde los 50,000 pesos hasta los 500,000, dependiendo de la empresa, los préstamos grandes se otorgan a quienes ya tienen una línea de crédito con bancos pero es corta y se necesita complementarla para un proyecto en específico.

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.