El streaming como herramienta para hacer crecer tu negocio

Foto: Especial

El streaming se ha convertido en una de las cosas favoritas en las redes sociales y sobre todo en los jóvenes porque permite compartir de forma sencilla a un público más amplio, pero qué tal si además de entretenimiento, ¿lo usaras para hacer crecer tu negocio? Muchas marcas ya lo están haciendo.

Las redes sociales lo incentivan y, junto con ellas, plataformas como YouTube y Twitch lideran esta tendencia que arrasa entre el público más joven. En gran medida, su popularidad se ha disparado gracias a los influencers, pero las empresas también pueden colarse por la puerta que estos han abierto. Las posibilidades son muy variadas:sobre todo retransmisiones de eventos relevantes para la firma, pero también contenidos de márketing sobre los productos, creación de imagen de marca, publicidad, tutoriales y divulgación.

"Se trata de un recurso muy fácil de compartir y que es aceptado por la mayoría de los usuarios como un tipo de publicidad no intrusiva, al ofrecer algo gratuito", indica Óscar Fuente, CEO y fundador de IEBS Business School. Por lo tanto, las campañas realizadas por esta vía mejoran los resultados de cualquier otra forma de atraer usuarios, generan más tráfico e incrementan el tiempo de permanencia en la web, asegura Fuente.

Además del contenido, que ha de ser propio, "la clave es definir bien la estrategia de comunicación que se quiere llevar a cabo, ya que su impacto es muy importante", precisa Jesús E. Cano, director de desarrollo de Videology, que proporciona servicios de producción audiovisual para empresas.

Además, elegir el soporte es una de las cuestiones más delicadas. "La plataforma que debe utilizar una compañía depende de la estrategia de comunicación y el fin de la emisión", señala Cano. Así, "si quieres difusión, lo mejor es servir el evento en las grandes plataformas como YouTube o Facebook; si buscas una experiencia profesional, es preferible disponer de un servidor propio de streaming", explica Fuente.

Las compañías pueden decidir si externalizar el servicio o no, en función de la complejidad que requieran. La parte más compleja es encontrar "una solución donde hardware y software se entiendan bien tanto a nivel de transmisión de sonido como de imagen", indica Fuente. No obstante, la solución más sencilla está al alcance de la mano:un teléfono móvil, un trípode y un micrófono pueden bastar para lanzar un streaming de buena calidad. Si se prefiere una alternativa más profesional, sería necesario un ordenador de gran potencia y una capturadora de vídeo.

En cualquier caso, determinados softwares como BoinxTV y herramientas como Wirecast permiten la realización profesional de un evento en vivo de manera asequible. Asimismo, plataformas como YouTube y Livestream ofrecen una solución completa gratuita.

Otra de las alternativas es el llamado 'streaming' bidireccional, en el que "hay una emisión y recepción de señal de vídeo y audio -como en Skype- entre más de dos sedes en diferentes puntos, a nivel nacional y/o internacional", explica Evaristo Cobos, CEO de ATM Broadcast. Estas soluciones son útiles sobre todo para compañías con una vocación internacional, que quieran conectar entre sí sedes para compartir información global, como la presentación de resultados o el desarrollo de producto.

Rap improvisado para millones de espectadores

El 'freestyle' es una variante de la cultura 'hip hop' que desafía a cada participante a improvisar rimas contra un adversario sobre una base musical. Con origen en Estados Unidos, su popularidad entre la comunidad hispanohablante ha crecido de la mano de Red Bull y su Batalla de los Gallos, la competición más conocida tanto en el plano nacional como internacional.

Pero Urban Roosters, una 'start up' de Logroño, cambió el panorama con una idea que a nadie se le había ocurrido hasta entonces: convertir esta actividad en un deporte a través de la creación de un circuito profesional y una liga.

"Consideramos que es un deporte mental: hacía falta profesionalizarlo y que los mejores cobrasen un sueldo; nuestro objetivo es que el nuevo Eminem no tenga que pasarse a la música, sino que pueda vivir del 'freestyle'", comenta Asier Fernández Pásaro, CEO y cofundador de la empresa. Su propuesta convenció a Lanzadera, que "aceleró" la idea, les ayudó a centrar el foco y a obtener financiación.

La competición que idearon -Freestyle Master Series- es una liga en la que participan los diez mejores 'freestylers' de España, que se enfrentan individualmente entre sí a lo largo de nueve jornadas en diferentes puntos del país.

Todos sus eventos son retransmitidos online en directo: "Tenemos un equipo de producción de 'streaming' y lo hacemos en Twitch y YouTube, porque es una forma de expandirnos y llegar a los más jóvenes, que están en esas plataformas". En sus distintos eventos, superan los 500,000 espectadores simultáneos con picos de más de 3 millones de visitantes únicos. El éxito de la fórmula les ha llevado a poner en marcha competiciones nacionales en Argentina, Chile y México y ya planean abrir nuevos mercados, además de la liga internacional que comenzará en septiembre en Valencia.

“Somos una empresa que genera contenido para jóvenes, como Netflix pero con 'rap freestyle'", afirma Asier Fernández.

CRÉDITO: 
Expansión España / RIPE