Sólo 3 de cada 10 pymes venden en línea

Facebook y Mercado Libre, los preferidos para vender. Foto: Shutterstock

Desconocimiento sobre los requerimientos para operar en e-commerce, falta de dinero, inversión y poca experiencia son algunas de las razones que impiden que las pequeñas empresas se sumen al comercio electrónico

El comercio electrónico le permite a las compañías llegar a más público y aumentar sus ventas; sin embargo, aunque cada vez más marcas se están sumando, las pequeñas y medianas empresas (pymes) se han quedado atrás, debido a que sólo tres de cada 10 utiliza las ventas en línea dentro de sus canales de venta, de acuerdo con el estudio “Venta online pymes 2019”.

El reporte, elaborado por la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO), en colaboración con GS1 México y Entrepreneur, detalla que, aunque significa un aumento de 45% en el último año en el uso de e-commerce, 68% de las pymes aún no lo incorpora.

Durante la presentación del estudio, Daniela Orozco, directora del área de investigación de la AMVO, explicó que en un periodo de dos a cinco años atrás, la presencia de pymes incrementó 50%, y aunque representa un avance, aún es baja la cifra de las pequeñas empresas que venden por internet.

“Tenemos que impulsar ese segmento de 68% para hacer crecer a las pymes en el e-commerce. Muchas, como las que apenas tienen un año, todavía están aprendiendo cómo funciona este proceso y necesitamos ayudarlas a que lo dominen en el menor tiempo posible”, explicó.

Al evaluar las respuestas de las 408 empresas encuestadas, se observó que quienes tienen ventas por línea prefieren Facebook como plataforma (33%), seguido de sitio online propio (26%), marketplaces (22%), Instagram (15%) y sitios web de tercero (4 por ciento).

En relación con los marketplaces favoritos, destacan Mercado Libre y Amazon. Otros portales preferidos son Shopify, Kichink y Linio.

“Las pymes utilizan plataformas y marketplaces ya conocidos en el mercado, debido a su nivel de experiencia y el bajo costo que involucran. La personalización es un tema clave, así como la variedad de métodos de pago que pueden ingresar”, indica el estudio.

Asimismo, para potenciar sus ventas en línea, realizan publicidad, principalmente en redes sociales (69%), dejando como segunda preferencia el e-mail marketing (46%) y publicidad en sitios web, con 45 por ciento. Sólo 33% recurre a publicidad en buscadores como Google Ads y 25% opta por el content marketing.


Por qué no están en línea

Al explorar las razones de la poca presencia de las pymes en ventas en línea, Orozco indicó que lo principal es el desconocimiento sobre los requerimientos para operar en línea, falta de dinero o inversión, y falta de experiencia.

Para las empresas que ya venden en línea, lo que les detiene desarrollarse mejor es el miedo o temor al cambio, falta de unificación de objetivos entre las áreas involucradas y problemas del producto, como fabricación y manejo de inventarios. En ambos casos, les hace falta tiempo para desarrollar el proyecto.

“El mundo digital es la palanca para que los emprendedores puedan mover el mundo. Por ejemplo, en Brasil donde se vivió una profunda crisis económica, las pymes que lograron apalancarse en el mundo digital hoy son unicornios. El caso de Mercado Libre es lo mismo y eso es lo que estamos logrando en México”, aseveró Eric Pérez-Grovas, presidente de la AMVO.

Orozco reveló que la conciencia de lo importante que es vender en línea también es baja, para aquellos que no aún no se suman al e-commerce. De quienes ya venden, 88% considera muy importante tener presencia en esta vía y 76% está satisfecho con los resultados que han obtenido en este canal.

En cambio, de quienes no tienen estrategia de venta en línea, sólo 56% cree que es muy primordial sumarse, pero dos de cada 10 lo consideran poco o nada importante.


Áreas a impulsar

El estudio también determina que las áreas a potenciar para tener un mejor desempeño en e-commerce son: servicio al cliente, crear estrategias de negocios y marketing, logística, inventarios y métodos de pago, soporte legal y prevención de fraudes.

Las pymes también creen que deben desarrollar otras habilidades como reclutar talento, convertir a los visitantes en compradores y retener a los clientes, así como alentarlos a hacer compras recurrentes. En esto, perciben que tienen nivel de principiante o de desarrollo.

Orozco dijo que, en relación con los costos que las empresas realizan, 40% se destina a la parte de los envíos, 19% a lo administrativo, 17% al marketing y 10% a tecnología y desarrollo.

“Tampoco se trata de eliminar el retail sino de complementar con el e-commerce. El offline sigue siendo muy fuerte”, finalizó Gerardo Brehm, director de Relaciones Institucionales de GS1 México.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario