La relación con los proveedores en 2025 será tecnológica

Foto: Especial

La transformación digital ayuda a que las empresas evolucionen y que las áreas de abastecimiento crezcan, así lo cree 84% de esta área que dicen que la transformación digital cambiará fundamentalmente la manera en que ofrecen sus servicios, de acuerdo a datos de Oliver Wyman.

Además, CAPS Research asegura que 65% del valor de los productos y servicios de una compañía proviene de sus proveedores, ello demuestra que esta área es clave para impulsar el crecimiento de las organizaciones.

Asimismo, SAP prevé que las tecnologías emergentes, los cambios en la fuerza laboral, así como el crecimiento de los ecosistemas de negocios basados en redes definirán la manera en que las empresas se relacionan con sus proveedores. ¿Cómo se ve esto de cara a 2025?

De acuerdo con un análisis reciente de SAP Ariba, las áreas de abastecimiento están por entrar a una era dorada, pues al apalancar de mejor manera ciertas tendencias clave, las empresas se enfrentan a un cambio de paradigma en sus relaciones con proveedores. Entre las perspectivas que definirán esta relación en la siguiente década, estarán:

  1. Las adquisiciones serán el conductor de las metas corporativas, facilitando la innovación y digitalización para los negocios.
  2. Esta área será el representante de la reputación corporativa y la percepción de marca, al asegurar cadenas de suministro sustentables.
  3. Las redes de negocios serán el marketplace de las empresa, permitiendo a los compradores y proveedores colaborar con facilidad.
  4. Los sistemas hiperconectados facilitarán la agilidad de los negocios, una habilidad esencial para el éxito del abastecimiento en las economías del futuro.
  5. Los proveedores y fuerzas de trabajo externas serán aliados invaluables, fungiendo como extensiones de la organización misma.
  6. Las negociaciones estarán basadas en el valor colectivo, generando alianzas para promover la innovación
  7. Insights en tiempo real de datos, análisis predictivo, blockchain e inteligencia artificial harán al abastecimiento más simple y estratégico.
  8. Los sistemas serán más autodidactas, con el fin de proveer experiencias y productos más personalizados.

Estos avances ayudarán a las empresas a incrementar sus oportunidades y crear organizaciones con una visión más humana, aprovechando tanto recursos, como talento. Prueba de ello es la estimación de la consultora McKinsey que indica que las organizaciones con áreas de abastecimiento de clase mundial tienen hasta 22% menos costos laborales. De esta forma, los departamentos de abastecimiento dejarán los procesos a cargo de la tecnología, para que las personas inviertan su tiempo en mejorar la relación personal con sus proveedores.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario