Pymes con página web dan mayor confianza a clientes

El e-commerce en México crece a una gran velocidad. Foto: Especial

El internet es una herramienta que ha ayudado en gran medida a las pequeñas y medianas empresas (pymes), porque permite tener mayores ventas y confianza.

Luiz D’Elboux, director de Marketing de HostGator Latinoamérica, empresa especializada en el alojamiento de sitios web, explicó que emprender en línea tiene dos ventajas: dar mayor confianza a los usuarios, ya que creen más en quienes tienen presencia en línea, y ganar más clientes porque al buscar un restaurante o tienda, lo primero que una persona hace es ir a Google, lo que también ayuda a la visibilidad del negocio.

“El e-commerce está creciendo muy rápido, lo que es una gran oportunidad para introducir tus servicios a un menor costo. Te permite potencializar tu negocio, porque puedes analizar el comportamiento de tus clientes”, declaró en entrevista con El Economista.

Añadió que el e-commerce en México crece a una velocidad superior, incluso cuatro veces más que la economía mexicana. En promedio, una persona gasta 134 dólares en línea.

De acuerdo al Estudio de Comercio Electrónico en México 2018, elaborado por la Asociación de Internet.mx durante el 2017, el valor del comercio en línea en México tuvo un registro de 396,040 millones de pesos, 20% más que en el 2016. Se espera superar la cifra en el 2019, ya que hasta junio del 2018 el valor ascendía a 233,660 millones de pesos.

En los últimos tres meses, 60% de los internautas adquirió un producto o servicio en línea. Los boletos de eventos son los que destacan, con 45%; los siguen descargas digitales con 39%, y los viajes con 37 por ciento.

De los comercios registrados en Internet, 88% cuenta con una página web, pero otra vía que está siendo tendencia para comercializar son las redes sociales, ya que 84% emplea Facebook y 74% Instagram. Lo que más se vende son ropa, accesorios y calzado, con 38%, seguidos de electrodomésticos, con 30 por ciento.

Entre las principales ventajas de emprender en línea está que el costo es muy bajo comparado con una tienda física.

Por ejemplo, si se adquiere un host (proveedor de servicio), como en el caso de HostGator, se pueden pagar siete pesos semanales por tener un sitio web o 100 dólares al año.

El directivo informó que para comenzar se debe elegir un dominio acorde con el nombre de la empresa, ya que la gente así lo relacionará mejor y se contará mayor tráfico. Hay que usar palabras en singular, de fácil deletreo, no incluir guiones o números y de preferencia que incluya de seis a 10 caracteres.

Posteriormente, se selecciona el hosting de acuerdo a las necesidades de la empresa. Una opción son los compartidos, porque permiten almacenar varios sitios web y son más económicos. Cuestan en promedio 70 pesos al mes.

Lo siguiente es escoger un creador de sitios como Wordpress y después comenzar a generar el contenido para publicar.

Lo siguiente es trabajar el portal, porque con publicar no se tendrá dinero: “Tienes que promover tu página, tus productos y la comunicación. Las redes sociales pueden ayudar”, concluyó.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario