Pymes, blanco de ataques dirigidos

Foto: Shutterstock

El cibercrimen tiene una nueva víctima: las pequeñas y medianas empresas. En los últimos dos años los ataques dirigidos a compañías de 250 o menos empleados, consideradas “el eslabón más débil” en seguridad cibernética, se triplicó respecto al 2011. En 2013 las pymes fueron blanco de 30% del total de acometidas, según el “Informe sobre Amenazas a la Seguridad en Internet 2014” realizado por Symantec.

“Las personas que se dedican a hacer malware para robar información están dirigiendo sus esfuerzos a las pymes. Hay menos cantidad de agresiones, pero son más exitosos. En lugar de mandarte 500 correos de spam, te mandan 10 específicos que lleven información de tu interés”, explicó Geldard Valle, especialista en seguridad de Symantec.

El estudio es resultado de la información de 41.5 millones de sensores de ataques que conforman la Red Global de Inteligencia de Symantec. Según éste, en 2013 el número de ataques creció 91% y su duración fue tres veces mayor a la del año previo.

Las grandes compañías siguen sufriendo ataques, pero debido a que han reforzado su seguridad y sus empleados son más conscientes sobre el manejo de información sensible, los incidentes son menos exitosos, expuso el especialista.

Para los hackers, abundó, es más sencillo atacar a una pyme proveedora de un gran corporativo, como agencias de publicidad o un bufete de abogados, debido a que en ellas hay sistemas de protección escasos y sus empleados están menos preparados para manejar problemas de seguridad.

De acuerdo con el informe, en 2013 México ocupó el sitio 27 dentro de los países que generan malware, encabezados por Estados Unidos y China. También es el cuarto en América Latina, un avance de un escalón respecto al año anterior.

“Está mejorando la cultura de la seguridad en el país, pero tener la tecnología no quiere decir que la empresa esté protegida. Hay que crear conciencia sobre la seguridad en los empleados, para que las compañías no sólo compren tecnología, sino que la usen de forma adecuada”, finalizó el entrevistado.

La ruta del ataque

[email protected]

CRÉDITO: 
Angélica Pineda