Protege los datos de tu pyme en 5 pasos

Un ciberataque o daño en computadora pueden eliminar los datos. Foto: Especial

Los ciberataques están a la orden del día en toda las empresas sin importar su tamaño, lo que representa una situación crítica al perder toda la información de la organización, situación que se ha agravado durante la pandemia.

De acuerdo con el informe Infoblox Quarterly Cyberthreat Intelligence Report, elaborado por Infoblox, empresa de servicios de red seguros y gestionados desde la nube, de enero a marzo de este 2022, se ha detectado un aumento de amenazas como malwares que se envían en archivos adjuntos en mails o con sitios web falsos para donaciones falsas, malspams que se aprovechan del conflicto entre Rusia y Urania, o scams, estafas realizadas por medios electrónicos.

Estos ataques tienen como objetivo el robo de información o extorsión entre otros motivos, que si no se tiene precaución con su forma de operar, pueden llevar a la empresa al cierre.

Pero el ataque de cibercriminales no es la única razón de pérdida de datos, ya que los equipos de cómputo pueden dañarse o recibir virus, que muchas veces también provienen de ciberataques. De ahí la importancia de guardar la información en lugares alternos y de forma segura.

Para ello, se requieren copias de seguridad de forma periódica, sobre todo de los datos sensibles de la pyme y que además, no cualquiera pueda acceder a ello, pero ¿qué se debe tomar en cuenta?

Ante esto, Kingston Technology Company, Inc, explica los 5 pasos que se deben seguir para un respaldo seguro.

Decidir qué datos necesitan respaldarse

Pueden ser los del ámbito financiero, de operación, regulación de las empresas, base de dato de clientes, entre otros.

Además de los datos, se pueden hacer copias de aplicaciones, programas y configuraciones del sistema de los que se desea conservar una versión, lo cual es importante por si el sistema donde se trabaja se llega a dañar.

Planificación

Designa cada cierto tiempo, puede ser de forma semanal, quincenal o mensual, para realizar las copias de los archivos que lo requieran.

Lo ideal es que no pase mucho tiempo entre cada una, aunque dependerá de la información y el rubro de la empresa.

No limitarse a copiar en la nube

La nube se ha convertido en una de las formas más fáciles de hacer respaldos, especialmente de teléfonos y sistemas informáticos, ya que es accesible, fácil de usar y muy segura.

Sin embargo, esta no debe se la única opción porque aunque tienen un alto nivel de seguridad, también pueden hackearse. Un medio ideal es un dispositivo de almacenamiento externo con gran capacidad para no estar depurando tan seguido.

Entre los dispositivos se puede elegir un duros externos (HDD) que trabaja con grandes cantidades de datos y a grandes velocidades, pero si se caen, su interior se dañará y algunos datos serán imposibles de recuperar.

Otros son los discos de estado sólido (SSDs) externos, que pueden ser más costosos pero son más duraderos, rápidos y más pequeños que los discos duros, lo que los hace más portátiles.

Automatización

Las copias de seguridad automáticas requieren un esfuerzo mínimo, lo que es increíblemente útil en el mundo de hoy. Es fácil de configurar en la nube y se puede elegir la frecuencia con la que se desean actualizar los archivos, lo mismo que hacerlo con dispositivos externos.

De esta forma, dedicarás el tiempo que destinas a hacer copias en eficientar la productividad de la empresa.

3-2-1 Teoría de respaldo

Esta regla indica que se deben tener tres copias de los archivos importantes: dos copias en diferentes dispositivos (nube o almacenamiento externo) y una copia en una ubicación segura, como una caja fuerte o fuera del sitio.

Para algunos, esta teoría puede sonar un poco exagerada, pero se agradecerá si algo sucede con las copias de seguridad.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario