Prepara a tu empresa para la adopción digital

George Westerman, investigador y científico del MIT Sloan Initiative. Foto EE: Elizabeth Meza

La transformación digital ya es una realidad y lograr que ésta se implemente exitosamente en una empresa requiere que toda la compañía se involucre, sobre todo el líder.

George Westerman, investigador y científico del MIT Sloan Initiative, dice que suele atribuirse la transformación digital de una organización al área de tecnología e informática, pero no debe ser así, el director y cada líder de área debe involucrarse y desarrollar una visión interesante y emocionante para todos, para que a partir de ellos fluya la transformación.

“Muchas personas no le prestan atención a la transformación, lo que tienen que hacer es conducir esa transformación, eso es más importante que solamente tenerla”.

Durante su participación en Wobi, la Transformación Digital, el científico habló de cómo un líder puede transformar su negocio a través del compromiso con el cliente, las operaciones y el modelo de negocios, para crear un nuevo valor a partir de la tecnología.

Las claves

Así, Westerman platicó para El Economista los cinco puntos a seguir para ser un maestro digital.

El primero es definir la visión; analizar cuál es el potencial y el valor agregado de la compañía y qué lo diferencia de los demás.

El segundo es compromiso: entender a los empleados y darles las herramientas necesarias para que se comprometan, que conozcan lo que la empresa está haciendo para ayudarles en sus labores.

Tener un gobierno digital es el tercer punto, que conlleva a fomentar los niveles adecuados de intercambio y conducir los mecanismos claves de una buena implementación digital, así como tener un director digital, generar comités de gobernanza, enlaces digitales y recursos.

El cuarto punto es desarrollar una cultura digital que permita buena comunicación con el consumidor, traducida en transparencia, innovación y resultados orientados.

Westerman destacó la necesidad de tener una cultura organizacional pensada en la gente y que los colaboradores sientan la tecnología como un aliado y no un reto.

Por ejemplo, para reclutar talento existen videojuegos que ayudan a simular actividades y así descubrir las habilidades y el conocimiento del candidato.

“A través de los videojuegos puedes conocer la personalidad de una persona, si es un buen líder o si es hostil”, aseguró Westerman.

[email protected]

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez / El Empresario