Nuevo Foursquare: el poder del big data

Foto: Foursquare

Durante cinco años, Foursquare ha reunido información sobre los lugares, "check in", recomendaciones y visitas de sus más de 52 millones de usuarios que actualmente se han inscrito a la plataforma alrededor del mundo.

Foursquare es una aplicación que utiliza la tecnología de geolocalización para mostrar lugares cercanos a los usuarios, ya sean parques, bares, restaurantes, lugares de entretenimiento o escuelas, y hasta hace dos meses también funcionaba como red social.

Pero a lo largo del 2014, la firma fundada en el 2009 por Dennis Crowley y Naveen Selvadurai, también se ha encargado de sacarle jugo a esa información para escribir un nuevo capítulo en la historia de la compañía que incluye la reinvención de esta popular aplicación.

“Cuando platicas con tus amigos, les preguntas cuál es el lugar de moda, cuál es el lugar más tranquilo o el más romántico para salir e incluso les preguntas en dónde hay lugares con wifi gratis. Con la información que Foursquare ha estado recolectando durante cinco años pudimos crear algo que coincidiera con la forma en que las personas buscan lugares y esta nueva versión de Foursquare coincide con esta visión”, dijo en una entrevista el vicepresidente de Experiencia de Producto de Foursquare, Jon Steinback.

La nueva aplicación de Foursquare verá la luz esta semana y su lanzamiento complementa la nueva estrategia de la compañía que decidió separar las características sociales con la creación de Swarm, una aplicación móvil lanzada en mayo que permite a los usuarios compartir su ubicación y visualizar los contactos que se encuentren cerca.

Para el nuevo Foursquare, la analítica de datos forma parte de la columna vertebral de la aplicación que promete revolucionar la búsqueda de lugares de interés. Con un nuevo lenguaje de programación, la aplicación cruza los datos entre las preferencias de lugares que el usuario haya definido previamente con las recomendaciones de las personas a quienes decida seguir dentro de la aplicación, la información geográfica y de los lugares registrados dentro de la plataforma.

El resultado es la personalización de las búsquedas de acuerdo a los gustos y las preferencias de los usuarios así como de las recomendaciones hechas por sus amigos y personas que sigan dentro de la plataforma, y el envío de notificaciones cuando el usuario esté cerca lugares que podrían resultar interesantes forman parte de la nueva propuesta.

“Cuando llegas a una nueva ciudad o un nuevo vecindario, te enviamos una notificación con los lugares que te podrían gustar. En el nuevo Foursquare tenemos la idea de que puedas seguir a personas con gustos afines que también nos permita personalizar las recomendaciones para ti”, explicó Steinback vía telefónica.

El modelo de “gamificación” –donde los usuarios compiten entre sí para lograr mayores logros o hazañas– era otro aspecto característico de Foursquare, quien popularizó el modelo de “medallas” (badges) y “alcaldías” que ganaban los usuarios conforme realizaran más check in.

Con el lanzamiento de Swarm y el nuevo Foursquare, se terminan las alcaldías y las medallas. Pero el modelo de gamificación persiste, ahora, a través de las recomendaciones que el usuario deje en los lugares que visita, el número de personas que compartan y les gusten las recomendaciones que el usuario deja y en el número de seguidores que consiga.

“Pensamos que el ‘expertise’ es la nueva versión de las badges. Cuando usas Foursquare, tienes el expertise basado en las recomendaciones y consejos que a otras personas les gusta. Una de las recompensas que obtienes por dejar buen contenido para otras personas es que puedas convertirte en experto en cierto tipo de restaurante o en algún barrio”, dijo el directivo de Foursquare.

La transición a este nuevo modelo será un reto, reconoce Steinback, aunque confía en que los usuarios podrán adaptarse a esta nueva modalidad para la búsqueda de nuevos lugares. Pero el modelo de negocio, basado en la venta de anuncios promocionados, se mantiene.

SWARM VS. FOURSQUARE

A un par de meses del lanzamiento de Swarm, el “spin off” de Foursquare, Steinback asegura que la aceptación marcha viento en popa a pesar de los comentarios negativos que los usuarios han expresado en foros y en las mismas tiendas de aplicaciones.

Cifras ofrecidas por el directivo apuntan a que en sólo dos meses, Swarm ha logrado más usuarios de lo que Foursquare logró en 2.5 años de haberse lanzado —en diciembre del 2011, Foursquare contabilizaba 15 millones de usuarios— y asegura que el 90% de los usuarios que realizaban “check in” a través de Foursquare ya migraron a esta aplicación.

“Sabíamos que sería un desafío para los nuevos usuarios porque es un cambio muy grande pero estamos trabajando para construir cosas que impulsen su aceptación”, agregó.

Pero Steinback confía en que la nueva versión de Foursquare tendrá más éxito que Swarm, en primer lugar por la base instalada de usuarios, y en segundo lugar por la dinámica pues “hay más gente que quiere descubrir nuevos lugares pero no todos quieren compartir todo el tiempo en dónde se encuentran”.

Si bien el directivo no comparte metas o proyecciones de crecimiento, lo cierto es que con este nuevo capítulo, Foursquare busca reinventarse y a la vez volver a su idea original de facilitar a las personas el conocer su alrededor y lugares interesantes a su alrededor, utilizando el poder de la tecnología.

“Al principio de este año hicimos un ejercicio donde vimos todo el trabajo que habíamos hecho durante estos cinco años y cómo construimos esta aplicación que realmente mostrara lo que somos capaces de hacer así que invertimos mucho tiempo en investigación y desarrollo de tecnología”, aseguró.

“Una parte de ser una startup es cuánto trabajas en crear el futuro así que, en los últimos nueve meses, toda la compañía nos hemos movilizado hacia eso”.

[email protected]

CRÉDITO: 
Julio Sánchez Onofre / El Economista