Norma mexicana para el comercio electrónico busca mejorar confianza

La norma pasará a consulta pública. Foto: Especial

Uno de los problemas que genera el comercio electrónico es la desconfianza tanto para los compradores por o saber si recibirán su producto y en las condiciones que espera, como para los vendedores por saber si les van a pagar.

Para mejorarlo, tener buenas prácticas y mayor crecimiento de ventas en línea, Integrantes de la Secretaría de Economía (SE) y la Asociación Mexicana de Internet.mx (AMVO), entre otras organizaciones, diseñaron la Norma mexicana para el comercio electrónico.

Durante la presentación de la norma, Enrique Culebro Karam, presidente de la AMVO, detalló que los objetivos de la norma es generar confianza en el comercio electrónico e impulsar su crecimiento, ya que desde 2009 a 2017, el valor del ecommerce pasó de 24.5 mil millones de pesos a casi 330,000 millones de pesos, y de 2016 a 2017, el sector aumentó de 28.3% que si bien no es malo, el porcentaje es bajo comparado con otras economías similares.

“Buscando siempre un equilibrio entre regulación que proteja a los consumidores y normatividad que permita y fomente la innovación en la economía digital, es que celebramos que ésta sea una norma de calidad, de mejores prácticas”, declaró.

Abundó que la norma contempla la seguridad informática, mayor cuidado en la protección de datos personales, seguridad en mecanismos de pago que brinden seguridad, mejora en obligaciones de proveedores intermediarios (con los marketplaces) y confidencialidad de transacciones.

Por su parte, Rocío Ruíz, subsecretaria de competitividad y normatividad de la SE, resaltó que la implementación de la norma también permitirá generar más empleos, mejorar las prácticas de comercio y multiplicar la presencia de empresas en línea en los siguientes años.

“Los puntos cruciales de la norma es la seguridad, cómo hacer una página para que sea segura, cómo debe comunicar el vendedor sus productos, cómo debe incluir los medios de pago, en particular. Así el usuario podrá identificar que el sitio web es seguro. Lo que busca la norma es de auto certificación”, declaró en entrevista a medios.

Combate a fraudes

Para Rogelio Cerda, titular de la Procuraduría Federal del Consumidor, explicó que la norma no será de carácter obligatorio, pero quienes decidan adherirse ofrecerán mayor confianza, seriedad, aumentarán su competitividad y tendrán mejor relación con sus clientes, especialmente a las pequeñas y grandes empresas (Pymes).

Asimismo, se espera que reduzcan las quejas por irregularidades en la venta de productos como en Amazon y Mercado libre, marketplaces que son los que más denuncias suman ante la procuraduría.

“Recibimos 1,013 quejas por comercio electrónico y de donde más vienen son de Mercado Libre y Amazon. Los motivos más comunes es que el producto no era del tamaño o calidad que se esperaba, aunque hay diversas razones. En estos casos buscamos la conciliación en primera instancia, si no abrimos el expediente”, informó Rogelio

Para registrarse, la empresa deberá inscribir su marca, nombre comercial, denominación o razón social, tener domicilio físico en México y Registro Federal de Contribuyentes, así como datos de contacto.

Por ahora la norma pasará a consulta pública y en dos semanas estará en el diario oficial (de la federación). Posteriormente se tendrán 60 días para evaluar los comentarios y finalmente se hará la publicación definitiva, lo que estará ocurriendo con la nueva administración.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario