Los robots que combaten incendios forestales

El costo en promedio es de 120,000 dólares. Foto: Cortesía

El calor sofocante y una pequeña chispa pueden comenzar pequeños incendios, que si no se detectan y atienden oportunamente, pueden transformarse en el peor enemigo de la naturaleza destruyendo millones de hectáreas, vegetación, fauna e incluso cobrando vidas, así como graves problemas de contaminación.

Durante el mes de mayo, tan sólo del 3 al 9, se generaron más de 215 incendios forestales en 18 entidades federativas, afectando más de 14,916 hectáreas, siendo Durango, Jalisco, Quintana Roo, Chihuahua y Zacatecas los mayores afectados con 86% de los incendios de esa semana, revelan datos de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Aunque en muchas ocasiones no hay forma de prevenir los incidentes, sí hay manera de combatirlos eficazmente, con el uso de tecnología e inteligencia artificial. Ejemplo de ello es Robotics Galu, empresa mexicana especializada en la implementación de tecnología ambiental, que a través de sus robots ayuda a detectar incendios de hasta 19 kilómetros lineales.

“El robot cuenta con cámaras de vigilancia pero lo que lo hace especial son sus sensores térmicos que no detectan humo, sino cambios de radiación y tiene un algoritmo de inteligencia artificial que ayuda a distinguir entre falsas y verdaderas alarmas. Con el tiempo va aprendiendo de sus errores y aciertos, a partir de los cuales va cambiando su algoritmo”, explicó en entrevista con El Economista, Fernando Arana, director comercial de Robotics Galu.

El funcionamiento

Durante la plática, Fernando indicó que cuando los robots detectan el incendio, suben la información a Internet para enviar alertas a protección civil y todas las personas relacionadas para combatirlo, quienes pueden verlo a través de dispositivos móviles o en el centro del monitoreo, lo que permite tomar decisiones más informadas. Entre los datos que se comparten está la ubicación, condiciones meteorológicas, velocidad del viento, nivel de humedad, entre otros.

La tecnología creada en Hong Kong, presente en seis países desde hace cinco años y adoptada en México desde hace dos años con algunas adaptaciones sobre las condiciones climáticas y físicas del país, ha podido detectar incendios pequeños desde 60 metros cuadrados, lo que representa tiempo valioso para actuar y evitar mayores daños.

En el país, hay cinco robots instalados en el Bosque de la Primavera en Guadalajara, Jalisco, donde se busca tener una cobertura de 85% a 90% del bosque, y un demo en el Nevado de Toluca desde el mes de abril.

El costo de cada robot es de 120,000 dólares y el precio final se irá modificando según las necesidades de instalación. Como requerimientos están tener una torre para instalarlo, (que si no se tiene Robotics Galu la instala), energía eléctrica (cuando no hay se ponen paneles solares) y acceso vehicular.

Asimismo, la empresa realiza un mapeo tipográfico para decidir dónde será el mejor punto para el robot.

“Lo que buscamos es complementar la labor humana. El robot hace la detección y la manda al centro de operaciones y cuando se recibe la alerta e imagen del incendio, activan sus protocolos y colaboran con las autoridades para ser más eficientes. También buscamos que sea más segura la labor del brigadista”, indicó Arana.

Detalló que durante las temporadas de incendios, llegan a ocurrir muertes de brigadistas, situación que puede reducirse con el uso de los robots. Al conocer la dirección del viento, por ejemplo, se puede saber por dónde combatir y que otras medidas de seguridad se deben tomar.

Los planes

Por ahora, la empresa que cuenta con cuatro socios, entre ellos Fernando, está en pláticas con agencias de medio ambiente, Semarnat y otras entidades para ver donde hay interés por instalar los robots. Estados que podrían beneficiarse por el alto índice de incendios son Chihuahua y Chiapas.

Con las entidades gubernamentales del país, tienen un acercamiento retroactivo para la distribución de los robots, pero las empresas privadas que busquen adquirirlo, se pueden acercar a través de redes sociales.

Para fin de año, Fernando y su equipo esperan instalar entre 20 y 30 robots en el país.

[email protected]

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario