Llega a México nueva era de “cobots”

Los cobots trabajan con otras máquinas para aumentar la producción y automatización. Foto: Cortesía

Era 1954 cuando aparecieron por primera vez los robots industriales, cuyo objetivo era hacer las tareas extenuantes en las plantas manufactureras de mundo, lo que facilitaba las labores de las personas, creaba nuevas oportunidades de empleo y mejoraba los procesos de productividad.

Ante el éxito que generaron y la variedad de cosas que pueden hacer, con el paso de los años han ganado terreno en la sociedad, al grado que de acuerdo con un estudio de Boston Consulting Group, se proyecta que el mercado de la robótica a nivel mundial alcance los 87,000 millones de dólares para el año 2025.

Conforme vayan evolucionando para desarrollar una visión de Industria 5.0, muchos adoptarán máquinas avanzadas para acelerar la transformación de sus operaciones.

“Nos encontramos en una fase en donde las personas aún no conocen cuál es el máximo potencial de un robot. Se encuentran explorando la superficie de este escenario, pero en cuanto se descubra el verdadero potencial de estas máquinas, todas las industrias serán innovadoras. En la actualidad, nuestros clientes utilizan nuestros robots para una gran cantidad de actividades que nunca hubiéramos podido imaginar”, menciona Jürgen von Hollen, presidente de Universal Robots.

La era de “cobots”

Ante esto, Universal robots ha creado una nueva era de robots: los “cobots”, aquellos que son colaborativos que apuestan por la automatización y trabajo en unión con otras máquinas en prácticamente cualquier operación y su funcionalidad permite liberar a los empleados del trabajo repetitivo, optimizando así su tiempo para ser utilizado en agregar valor a los negocios.

Jürgen von Hollen detalló que el uso de un robot industrial para completar tareas mecanizadas puede aumentar la productividad al mismo tiempo que reduce los tiempos de comercialización, además que la flexibilidad permite a las industrias implementar sus robots en toda su producción de acuerdo con sus necesidades.

Es posible reducir el riesgo de lesiones a los empleados a la vez que aumentar la precisión mediante el uso de un robot para realizar tareas complejas que requieren trabajar muy cerca de maquinaria peligrosa.

Si el flujo de trabajo cambia, los robots pueden desplegarse rápida y fácilmente en nuevas aplicaciones. El software intuitivo permite que incluso el usuario más inexperto entienda rápidamente los aspectos básicos de la programación y establezca puntos de referencia simplemente moviendo el robot a su posición.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario