Ley Fintech debe ir hacia modelo más inclusivo: Mercado Pago

Foto: Especial

La Ley para Regular las Instituciones de Tecnología Financiera (Fintech) debe ser revisada hacia un modelo más inclusivo y moderno que facilite el acceso tanto a los mexicanos aún ajenos del sistema financiero, como a pequeñas y medianas empresas, estimó la vicepresidenta de Producto de Mercado Pago para América Latina, Paula Arregui.

La directiva de la solución de pagos on line en América Latina consideró que hay cosas buenas que tiene la regulación, pero en la parte de inclusión no aborda a toda esa sociedad que no tiene una cuenta bancaria para ser parte de este mundo digital.

También, indicó, está el tema del enfoque basado en riesgo para personas jurídicas, pequeñas y medianas empresas, que quieran operar como clientes de estas Fintech reguladas; son los dos grandes puntos que debieran ser revisados.

A decir de Arregui, la normativa aprobada desde marzo pasado en lo general y desde septiembre en la primera parte secundaria “pudiera no estar sentando las condiciones para que la industria florezca”.

“En la parte de e-money y crowdfunding, si no se revisan puntos que pueden llegar a encarecer el uso de las soluciones Fintech pueden tener un aspecto negativo, por ejemplo, en la cantidad de jugadores nuevos que puedan aparecer o en los jugadores que deben transformarse y no puedan hacerlo, además del costo de operar este tipo de soluciones”, resaltó.

Si bien el sector debe cumplir con los requerimientos establecidos por las autoridades regulatorias, señaló que la normativa debe responder a las necesidades de la industria, con el objeto de mantenerse como una alternativa financiera innovadora y disruptiva tanto para usuarios como para inversionistas.

En Asia, a diferencia de México, las soluciones digitales que ofrece el sector Fintech no solo buscan atraer y acercar al mundo financiero digital a la gente que ya es usuaria de una solución tecnológica provista por un banco, sino a cualquier persona sin distinción, afirmó.

En tanto, Perú y Uruguay han optado por regulaciones flexibles donde la operación Fintech puede ser llevada a cabo en igualdad de condiciones con la banca tradicional y con un sistema donde la irrupción tecnológica viene a resolver gran parte de lo que la misma regulación exige.

En contraste, mencionó, en Argentina las autoridades han preferido que la industria crezca antes de regularla para no afectar su nacimiento y expansión; en tanto que en Colombia han parado a tiempo con la creación de un marco regulatorio al darse cuenta que los requisitos hacían inviable la operación real.

Arregui refirió que en este contexto la entrada de la nueva administración federal en México abre la puerta a que los puntos pendientes de revisión de la Ley Fintech puedan ser abordados con la interlocución de los participantes de la industr

CRÉDITO: 
Notimex