La información continuará compartiéndose: Intel

Foto: Cortesía

El que algunos países estén tomando decisiones para blindar más sus economías, lo que está generando una caída del comercio internacional, no frenará a Intel en su intención de compartir información a través de tecnologías móviles para ayudar a resolver problemas, aseguró Marcelino Ford-Levine, gerente general de Programas, Alianzas y Asuntos Corporativos Globales de Intel.

La OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) ha identificado 1,400 medidas proteccionistas que han tomado los países que representan el G20, debido a lo cual el comercio internacional se ha expandido a una tasa de 1.7%, cuando su potencial es de 7%, indica el organismo.

Marcelino Ford-Levine cuestiona en entrevista que vaya a ver un impacto para el sector de las Tecnologías de la Información y Comunicación:

“El hecho de que se estén tomado ciertas decisiones a nivel mundial sobre cómo protegerse, puede ser que así sea (que haya un impacto negativo), pero confiamos que vaya a ser algo que permee de todos modos, aunque ahorita veamos vientos que soplan en una dirección diferente”.

Menciona como ejemplo el trabajo que Intel hace en India, donde ha creado 500 laboratorios para que cualquier persona de ese país acceda a las TIC. “India tiene millones de problemas y muchas veces el talento joven tiene ideas que los adultos no podemos ver, brindándoles el acceso a la tecnología podemos ayudarlo, que sientan que tiene el apoyo de su gobierno y de la empresa, que los problemas tienen solución y que vean hacia adelante”.

A pesar del entorno económico, Intel ha dejado en claro su intención de continuar trabajando en el desarrollo de la inteligencia artificial para la conducción autónoma, la conectividad 5G y la realidad virtual.

Marcelino Ford recordó que la inversión por 250 millones de dólares, anunciada este mes por Brian Krzanich, CEO de Intel, está en línea con la estrategia de hacer crecer el almacenamiento en la nube, a partir de toda la información que generan los dispositivos móviles y de escritorio.

“Intel tiene equipos de cómputo, como procesadores, que pueden ayudar a los automóviles a tomar ciertas decisiones de seguridad para manejar de forma autónoma. Nuestra tecnología les permite procesar toda esa cantidad de datos, los cuales están en la nube, y los devuelve al vehículo en tiempo real para que responda en caso de frenado, girar hacia la izquierda, entre otros. Es parte de lo que queremos hacer para acelerar el ecosistema”, comenta.

La empresa, abunda, también trabaja en la formación del talento que programará la conducción autónoma, y en esta tarea está presente el Centro de Diseño de Intel en Guadalajara, donde se experimente con el Internet de las Cosas (IoT), tecnología que forma parte de la conducción autónoma y drones.

Un proyecto inmediato de Intel para el 2017 será lanzar el protocolo de comunicación 5G, menciona el directivo. Éste potenciará y simplificará la conectividad inalámbrica, otra tecnología también presente en la conducción autónoma.

“Todo este proceso se hace en conjunto con el ecosistema, todos vamos de la mano, porque todas las redes van a volver a cambiar, estamos trabajando en el primer módem”.

Ford-Levine comenta por último el trabajo en realidad virtual que están desarrollando, no sólo para videojuegos, sino como herramienta para hallar soluciones a otros problemas del mundo real. En agosto de este año Brian Krzanich presentó el Proyecto Alloy, con el que busca superar a los competidores en ese campo.

“La realidad virtual se ha vuelto muy prominente, obviamente la parte del videojuego lleva la delantera, pero Intel está orientado a escenarios de pruebas, en crear escenarios de investigación sin tener que recrear el ambiente en el mundo real”, dijo.

[email protected]

CRÉDITO: 
Angélica Pineda / El Empresario