Guadalajara quiere ser más relevante para Intel

Jesús Palomino Echartea, director del Centro de Diseño en Guadalajara (CDG). Foto: Cortesía Conacyt

No basta con crear circuitos para computadoras personales o de alto desempeño, o para dispositivos móviles, o prototipos para weareble. Los más de 160 proyectos globales en los que ha participado el Centro de Diseño de Intel en Guadalajara ya no son suficiente. Los tapatíos quieren ser más relevantes para su casa matriz.

En entrevista telefónica, Jesús Palomino Echartea, director del Centro de Diseño en Guadalajara (CDG), afirma que, a pesar del escenario de incertidumbre con el arribo del nuevo inquilino de la Casa Blanca, en los Estados Unidos, y la desaceleración del ritmo de crecimiento del comercio internacional “habrá Intel para rato” en la capital jalisciense.

“La principal situación de un centro de diseño son los resultados y sus logros. Depende de nosotros que entreguemos buenos resultados a la corporación, que sigamos innovando y seamos competitivos, porque competimos contra otros centros de diseño. Es la entrega y los resultados, sin eso, no importa lo demás”, subraya.

A lo largo de 16 años, el CDG ha crecido en relevancia. “Hemos entregado resultados en más de 100 proyectos, hemos participado en desarrollos complejos como la nube y en etapas claves de procesadores -como el Core I5- grandes o pequeñas, Guadalajara ha sido clave para llevar todos esos proyectos al mercado”, destaca el entrevistado entre otros logros que incluyen patentes.

Palomino Echartea recuerda que a finales del año 2000 había 336 colaboradores y hoy son más de 1,200 empleados. Su alianza con universidades ha ayudado a la formación de talento. En el Centro, más de 100 apoyan en los laboratorios, y tan solo con el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional se han entrenado a 500 estudiantes en seis años, de los cuales 50% han sido contratados por Intel.

A estos, Intel ofrece una cuota de confianza para dar lo mejor, para que se desarrollen en nuevos programas y retos. “Tenemos a más de 100 de nuestros empleados estudiando maestrías en las universidades… también ponemos expectativas, que se comprometan y cumplan con resultados”.

Laboratorios de IoT

Intel recién inauguró en la sede del Tecnológico de Monterrey, su laboratorio de Internet de las cosas (IoT), el octavo de los 10 con los que planea cerrar este año, y con el que busca poner a disposición de la comunidad estudiantil, de empresarios e investigadores del norte del país la tecnología necesaria para que escalen sus negocios o propongan soluciones a problemas locales, regionales o globales.

“El objetivo es apoyar con algunas plataformas de IoT y con entrenamientos e integrar al laboratorio a una red de centros que estamos poniendo en varios países, y que el próximo año sigamos apoyando con plataformas en cuestiones como la nube, analítica y capacitación”.

El plan, subrayó, es abrir otros dos laboratorios, cuyas sedes dará a conocer próximamente. “Lo que queremos es que estos laboratorios se conecten entre ellos y estén activos compartiendo conocimiento, proyectos y recursos”.

Finalmente, Jesús Palomino comparte sus objetivos para el siguiente año: “seguir dando grandes resultados para continuar siendo relevantes para Intel y en el 2017 crecer nuestro nivel de responsabilidad, atraer nuevos proyectos y fortalecer nuestros programas de interacción con el ecosistema, y dar más valor al sistema educativo, a las iniciativas sociales, a la industria y al gobierno.

El directivo no prevé nuevas inversiones: “crecimos muy rápido, tenemos que asimilar y estabilizarnos… ahorita estamos enfocados en el liderazgo técnico, que será la clave para los próximos años, tal vez no se va el crecimiento en nuevos edificios, pero estamos enfocados al crecimiento de la responsabilidad, de proyectos y de enfoque del campus. Esa es la gran inversión que está sucediendo en el CDG”.

angelica.pineda@eleconomista.mx

CRÉDITO: 
Angélica Pineda / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.