Granjeros digitales, los nuevos perfiles

Se requiere materias STEM. Foto: Shutterstock

La revolución digital en la agricultura y la ganadería genera nuevas profesiones que transforman la producción, la tecnología, la eficacia y la rentabilidad del sector primario.

La revolución digital ha llegado al sector primario y cada vez más granjeros usan la tecnología a diario; como los drones automatizados que monitorean los campos y recopilan datos sobre los cultivos o el ganado.

Aunque muchos universitarios actualmente no poseen las habilidades que la agricultura o la ganadería necesitarán en un futuro, estas capacidades serán cada vez más requeridas y rentables.

Para satisfacer las necesidades del sector primario, muchos profesionales deberán seguir caminos de aprendizaje de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas, porque los nuevos perfiles de granjero digital implican una capacitación para el uso de vehículos autónomos, métodos de agricultura robótica o el diseño y aplicación de robots agrícolas.

Además, el sector primario tiene cada vez más presión para ser sostenible y requiere que haya más producción. Según Naciones Unidas, alimentar a una población mundial que se espera que alcance 9,700 millones en el 2050, implica grandes desafíos. Además, los efectos del cambio climático afectarán a los recursos de la tierra y el agua.

Un estudio realizado por Gartner indica que el mundo crece y pide más alimentos, lo cual implica que los sistemas productivos necesitan una mayor efectividad.

También señala que hay que tener en cuenta que China y Estados Unidos incorporan ya la agricultura y la ganadería como sectores críticos para estar conectado.

No se puede olvidar que una amenaza para el crecimiento de la digitalización en este sector es que los salarios suelen ser muy bajos. Se tendrá que producir un cambio en el paradigma de la retribución, teniendo en cuenta los costos de la agricultura digital en comparación con la mecanización.

Asimismo, la digitalización de la agricultura y la ganadería implica ciertos beneficios, puesto que elimina intermediarios y gastos. En el caso de la ganadería, por ejemplo, se dan ciertos costos derivados del control visual de las reses, que pueden ser sustituidos por sistemas remotos.

Gartner concluye que estamos en el momento en el que es posible introducir agricultores y ganaderos digitales que puedan operar en el sector primario. Los nuevos profesionales se caracterizan por estar pegados al producto y por localizarse donde está la producción.

CRÉDITO: 
Expansión España / RIPE