Google ve en línea a 50% de pymes de México

Foto EE: Araceli López

El futuro del desarrollo digital en México es brillante bajo la perspectiva de Lino Cattaruzzi, el director general de Google México. Los planes de gobierno para aumentar la conectividad y digitalización del país, una economía que continúa en dinamismo, la llegada de inversiones y el crecimiento del talento para el desarrollo de nuevas tecnologías son señales que sustentan su optimismo.

A poco más de seis meses de tomar las riendas de la oficina local de una de las compañías tecnológicas más importantes del mundo, Cattaruzzi ya advierte el potencial del crecimiento digital, sobre todo en las pequeñas y medianas empresas, uno de los principales mercados de Google para sus productos de publicidad digital, aplicaciones de productividad y plataformas móviles.

El directivo proyecta que en cinco años más de 50% de las pymes de México tendrá presencia en Internet, desde el 10% actual.

“Todavía la mayor parte de las pymes está por conectarse. Google es uno más de los actores. Nosotros no vamos a tener la responsabilidad de llevar las pymes en línea, pero somos unos de los que contribuimos más a esto, sumado con el gobierno y otras compañías”, dijo en entrevista en sus oficinas de la ciudad de México.

Nota relacionada: Móviles, clave en digitalización de pymes: Google

Cattaruzzi, de origen argentino, conoce de lo que habla. Con más de 18 años involucrado en el negocio de Internet, vio de cerca el crecimiento de grandes compañías digitales originarias de Argentina, durante el boom de las llamadas punto com —a finales de los noventa y principios del 2000— y que ahora son iconos a escala mundial, como MercadoLibre o Despegar.com.

En México advierte un “retraso” en sectores como el comercio electrónico: el líder regional, Brasil, facturó el año pasado 13,400 millones de dólares mientras que México alcanzó los 9,200 millones de dólares. Esta situación representa una oportunidad si se considera que más de la mitad de los mexicanos aún no tiene acceso a Internet y pueden volverse usuarios del servicio, dijo Cattaruzzi.

“El ciclo que viene ahora para México es muy positivo con disponibilidad de dinero, con inversión, con gran cantidad de talento y la demanda de talento es muy fuerte. En los 2000, de Argentina y Brasil surgieron iconos regionales. Quizá México no ha sabido cristalizar eso y yo creo que éste es el momento para México”, consideró.

Para llegar a este escenario se tendrán que sortear varios retos. Lino Cattaruzzi menciona el desarrollo de una conectividad desigual en el territorio del país y la educación como los principales riesgos del ecosistema digital mexicano.

“Los factores de riesgo están relacionados con la conectividad y la calidad en el acceso a Internet, y segundo, a la educación. México es un país grande, entonces una cosa es que podamos tener acceso en el Distrito Federal y otra cosa es que podamos tener acceso a lugares más remotos. Lograr la capilaridad y llegar a todo México integralmente son cosas que nos van a ayudar mucho”, dijo.

Esta visión coincide con el análisis del índice e-Friction de The Boston Consulting Group (BCG), donde la consultora afirma que el acceso a Internet de banda ancha y la velocidad de las conexiones figuran entre los principales obstáculos de infraestructura para el desarrollo de la economía digital en México. El estudio también coloca a la baja educación y la falta de habilidades tecnológicas como inhibidores importantes.

“Los factores de riesgo están relacionados con la conectividad y la calidad en el acceso a Internet, y segundo, a la educación”, dice Lino Cattaruzzi.

En comercio electrónico, Cattaruzzi observa desafíos, como aumentar la bancarización y los medios de pago en línea, y la resolución de problemas de logística (como el envío de los productos) sobre todo si existe la oportunidad de comercializar a cualquier mercado internacional a través de Internet.

Esos retos no impiden pensar en un escenario en el que todas las personas podrán vender a través de Internet y donde la experiencia brindada al usuario será el factor decisivo para ganar en este terreno, de acuerdo con Cattaruzzi.

INVERSIÓN PUBLICITARIA ONLINE

El crecimiento de las audiencias digitales, principalmente en móviles, añade optimismo al negocio de Google en el negocio de publicidad digital en México.

Si bien la consultora eMarketer proyecta una desaceleración en el crecimiento de la industria publicitaria en México para los próximos años, la inversión en plataformas digitales tienen otra realidad.

“Para Google no (habrá desaceleración). Cuando miro el ecosistema digital no me sorprendería que baje en algunos puntos, pero muy poco. Sigue estando en un crecimiento a doble dígito supersano. Entonces no tengo una visión tan clara si se va a desacelerar o mantener fijo, para Google esperamos una aceleración”, dijo.

De acuerdo con eMarketer, la inversión publicitaria en México alcanzará los 5,150 millones de dólares lo que representará un crecimiento de 9%, pero para el 2015 la firma espera un crecimiento menor, en el orden de 7.7%, acentuando su caída en el 2016 y el 2017 con tasas de repunte de 6.9% y 6.5% respectivamente.

“Cuando miro el ecosistema digital no me sorprendería que (la publicidad online) baje en algunos puntos, pero muy poco. Sigue estando en un crecimiento a doble dígito supersano. Entonces no tengo una visión tan clara si se va a desacelerar o mantener fijo, para Google esperamos una aceleración”, dice Lino Cattaruzzi.

eMarketer advierte que las inversión en plataformas digitales, principalmente las móviles, han registrado crecimientos exponenciales.

“Tienes primero la televisión, después tenemos la radio y después tenemos digital. Yo creo que digital va a ser el número 2 en un plazo muy breve, y la combinación y el uso adecuado de medios en tele y digital es buena parte de la conversación que nos va a hacer crecer en los próximos años. Hoy 44% de la gente que mira televisión, usa internet. Y conforme los internautas crecen, la gente también crece”, dijo Cattaruzzi.

UN ECOSISTEMA PARA TODOS

El mercado de soluciones digitales en México aún es incipiente como para “preocuparse” por la competencia existente o el nacimiento de nuevas firmas digitales, dijo el directivo de Google México, una oficina que da empleo a 130 profesionales.

“Sin duda hay y va a haber siempre más y nuevos competidores. Creo que eso es algo muy sano y muy bueno. Creo que la transformación de la industria y toda la parte digital está creciendo tanto que nos enfocamos mucho más en cómo crecemos esta industria y este ecosistema juntos. No sería mi preocupación hoy la competencia; sería mucho más en entender cómo maximizamos el valor”, afirmó.

Y la compañía también quiere ser una opción tecnológica en el camino hacia la digitalización del gobierno mexicano.

Este año, la Secretaría de la Función Pública suscribió con Google México, Microsoft, Oracle, y la compañía guanajuatense Asesoría y Consultoría en Software el primer contrato marco para la compra de software por parte del gobierno federal.

“Google tiene relaciones con los gobiernos en general, no hay nada específico ni particular con México. Simplemente entiende las necesidades del gobierno como un cliente, con la salvedad que es gobierno y tenemos una relación más amplia, simplemente queremos ser uno más”, afirmó Cattaruzzi.

Las oportunidades de crecimiento son evidentes y para Google, también son los primeros pasos para el ecosistema que apunte hacia la innovación. La expectativa no es precisamente crear un nuevo Silicon Valley, dice Cattaruzzi, pero sí el impulsar la generación de innovación desde México.

[email protected]

acv

CRÉDITO: 
Julio Sánchez y José Soto / El Economista