Fallas en TI generan pérdida de confianza del cliente e inversionistas

Foto: Shutterstock

El uso de la tecnología y la innovación en las empresas ha incrementado a fin de obtener ventaja competitiva; sin embargo, existe una diferencia entre la expectativa del usuario y lo que la tecnología ofrece.

El Reporte de Disponibilidad 2017 realizado por Veeam Software, proveedor de soluciones críticas para empresas destaca que el 82% de las empresas viven una brecha de indisponibilidad de acceso ininterrumpido a los servicios, que al año es de 157 minutos tan sólo en las compañías mexicanas.

Estos “157 minutos del terror”, como los llama Jonathan Bourhis, gerente general de Veeam México repercuten en tres puntos principales de la empresa, pérdida de confianza del cliente, daño a la integridad de la marca y desvío de recursos.

Las fallas pueden ser por un múltiple de factores, como mantenimiento, virus o desastres naturales, por ello la necesidad de tener una solución inmediata que acorte el tiempo de inactividad.

La encuesta realizada a 1,000 directivos de 24 países señala que casi la mitad de las empresas perciben pérdidas de confianza de los clientes y 40% sufrieron daños a la integridad de la marca, lo cual afecta a la reputación de la compañía y a la retención del cliente.

“Hoy los usuarios se han vuelto intolerantes a la indisponibilidad y después de que se pierde la confianza es difícil recuperar al cliente, por ejemplo si una página web no está disponible se van a otra y nunca regresan, aunque no es imposible recuperarlos, aunque si es difícil volverlos a atraer”, menciona en entrevista Jonathan Bourhis.

Pero las consecuencias de las fallas tecnológicas no sólo son con los clientes, también con los empleados, debido a que un tercio de los encuestados señalan percibir la pérdida de confianza de los empleados, y 28% vivieron un desvío de los recursos de proyectos.

En este sentido, Jonathan Bourhis dice que cuando la empresa vive una crisis tecnología “los inversionistas desvían recursos de la compañía a otras. Además, se habla de posibles acciones legales por incumplimiento de contrato”, que pudo establecer un cierto tiempo de publicidad o estar en la web durante un periodo definido que fue limitado por una falla tecnológica.

“También se habla de la pérdida de valor de acción en la bolsa provocado por problemas tecnológicos en las empresas, que daña la imagen de la compañía”.

El informe de Veeam también revela que en las compañías mexicanas con más de 1,000 empleados les cuesta alrededor de 23.1 millones de dólares anuales y la media internacional es de 21.8 millones de dólares.

En el mundo el 96% de las empresas cuentan ya con iniciativas de transformación digital dentro de sus planes y más de la mitad de esas iniciativas se encuentran en proceso.
[email protected]

CRÉDITO: 
Elizabeth Meza Rodríguez /El Economista