Empresas mexicanas acuden al CES 2020 para medirse ante el mundo

Foto: Especial

Las Vegas, EU. Desde hace 20 años, la empresa mexicana Sento 4.0 se dedicaba principalmente a la venta de taxímetros de fabricación propia. El crecimiento de plataformas de transporte como Uber y Cabify, además del mal uso que muchos taxistas hacían de sus productos, provocaron que Gabriel Solís, su fundador y director ejecutivo, decidiera transformar de forma radical el modelo de negocio de la compañía, para enfocarse en el diseño y producción de dispositivos de Internet de las Cosas.

Tres años después, Solís y su equipo en Sento 4.0 visitan la feria de tecnologías de consumo CES 2020, que se lleva a cabo en Las Vegas, Nevada, del 7 al 10 de enero, con el fin de evaluar el desempeño de la compañía frente a las empresas más avanzadas del planeta en materia tecnológica.

“Nosotros evaluamos cada año cómo hemos avanzado respecto al año anterior y la verdad es que estamos bastante bien, estamos creciendo muy rápido y podemos empezar a diseñar para hacer cosas muy interesantes”, dijo Solís, quien añadió que también han visitado otras ferias internacionales como el IoT Solutions World Congress de Barcelona y el Smart IoT de Singapur.

Solís se dio cuenta de que la ventaja competitiva de Sento 4.0 recaía en la experiencia en el diseño y fabricación de productos de electrónica, en programación y en el conocimiento del mercado mexicano. Esta experiencia llevó a la compañía a convertirse en lo que Solís define como una “casa de diseño” que diseña electrónica para resolver problemas específicos tanto para la industria como para los hogares.

“Llevamos tres años investigando, estudiando, haciendo pruebas de concepto para entrar en este mundo del IoT. En México, prácticamente no hay empresas que quieran hacer hardware, todas quieren hacer software y nosotros queremos aprovechar esa oportunidad porque hacemos desde el diseño de la tarjeta electrónica, el ensamble, la programación y la instalación”, dijo el director de Sento 4.0, cuya planta de fabricación se encuentra en el municipio de Atizapán de Zaragoza en el Estado de México.

No es la única

Sento 4.0 no es la única empresa que busca medirse ante el mundo en el Consumer Electronics Show (CES) 2020, que es considerada la feria de tecnologías de consumo más grande del planeta. Lloyd’s, compañía dedicada a la venta de productos para lo que se conoce como el hogar inteligente (smart home) también busca estar a la par de las tecnológicas más importantes del mundo.

Karen Kurtz, directora comercial de Lloyd’s dijo a El Economista que la asistencia de la compañía al CES 2020 y a ediciones anteriores de la feria se debe a que se trata de una plataforma de lanzamiento muy importante para su negocio debido a que es donde se presentan las marcas de vanguardia de todo el mundo.

“Nosotros nos consideramos una empresa de vanguardia y nos encanta que se vea en el mapa que México está haciendo cosas interesantes”, dijo Kurtz.

Industria 4.0

Desde hace varios años y especialmente durante el CES 2019, la mayoría de las empresas mexicanas que asisten al CES están dedicadas a la Industria 4.0, es decir a la aplicación de tecnologías de avanzada, como la Inteligencia Artificial, el Internet de las Cosas, la realidad virtual y aumentada, el blockchain, la ciberseguridad y la impresión 3D o manufactura aditiva, en procesos industriales de todo tipo.

Este CES 2020 no es la excepción. La delegación mexicana que en esta edición acude en una misión exploratoria a la feria, forma parte en buena medida del Clúster de Industria 4.0, basado en el estado de Jalisco y que agremia a aquellas empresas de todo el país que se dedican a alguna de estas tecnologías.

José María Zarate, presidente del Clúster de Industria 4.0, dijo en entrevista que el clúster está interesado en que las empresas mexicanas que desarrollan tecnologías para la Industria 4.0 tengan un escaparate con el fin de que México se sume a la ola internacional que están produciendo estas tecnologías.

Entre las empresas del clúster que acudieron al CES 2020 como visitantes están Tecnosystem 2000 y Logicbus, pero también acudieron empresas estrechamente vinculadas con el clúster como Solutions4IoT, así como el emprendedor mexicano Diego Roel, que desarrolló un dispositivo que permite a las personas con discapacidad visual moverse con libertad sin la necesidad de un bastón con la ayuda de sensores de proximidad y un algoritmo de inteligencia artificial.

De acuerdo con Zárate, entre los principales objetivos de la asistencia de estas compañías a la feria se encuentra el evaluar como se encuentran las empresas tecnológicas mexicanas frente a otras compañías competidoras. Según el directivo del Clúster de Industria 4.0 en México, las empresas mexicanas se encuentran en un punto de inflexión para hacer mejoras en sus modelos de negocio, aunque para esto requieren apoyo del gobierno federal.

“Hay un área de oportunidad muy grande tanto para el gobierno federal como para nuestras empresas para madurar con mayor intensidad nuestras propuestas tecnológicas”, dijo.

Para Gabriel Solís, el negocio de Sento 4.0 está en México, en la colaboración con grandes empresas, como Bimbo o Unilever, o gobiernos, como el del municipio de Saltillo, Coahuila, por lo que su objetivo en el CES 2020 se limita a conocer lo que están haciendo otras compañías en materia de Internet de las Cosas.

“Aquí es donde se concentra lo nuevo y lo que queremos es prepararnos bien para cuando llegue la explosión de los dispositivos IoT”, dijo Solís.

[email protected]

CRÉDITO: 
Rodrigo Riquelme / El Economista