Diseñan en Oaxaca robot “sembrador”

Foto: Cortesía Conacyt

Estudiantes de ingeniería en sistemas computacionales del Instituto de Estudios Superiores del Istmo de Tehuantepec (IESIT) diseñaron y fabricaron, a partir de piezas recicladas, un robot sembrador de maíz que se controla vía Bluetooth desde un teléfono inteligente.

Biidxi Cubi (Semilla Nueva), diseñado y fabricado por Dalí López López y Angello Ignacio Hernández, estudiantes del octavo semestre de ingeniería en sistemas computacionales, fue creado para un concurso, a partir de piezas de un gabinete de PC en desuso, motores de carros eléctricos, la puerta dañada de un mueble, plásticos desechados, componentes electrónicos y un dispositivo Bluetooth, entre otros materiales, informó la agencia Conacyt en un comunicado.

“Es un prototipo de bajo costo capaz de realizar una de las tareas más pesadas que tienen los agricultores hoy en día en el proceso de siembra. Su función principal es la creación de surcos en las parcelas, trabajo que normalmente hace un animal de carga, y de inmediato arroja semillas de maíz a estos para completar el proceso”, explicó detalladamente Dalí López.

Dalí López López y Angello Ignacio Hernández participarán en un evento tecnológico realizado por la Sociedad Latinoamericana de Ciencia y Tecnología (Solacyt) en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, del 17 al 20 de abril.

Para ello, los jóvenes ingenieros hacen mejoras al prototipo del robot sembrador, el cual pretenden desarrollar de forma industrial, para facilitar la producción en el campo.

El robot es controlado a través de un dispositivo Bluetooth, cuyas órdenes de trabajo se envían desde una aplicación móvil instalada en cualquier dispositivo portátil con sistema operativo Android. La función básica de la aplicación es controlar los movimientos que realiza el motor.

“Al trabajar en el diseño del robot, conocimos el proceso de siembra y motivos que propician el abandono del campo en esta localidad, además aprendimos a trabajar con motores de mayor potencia. Como estudiantes de ingeniería tenemos la responsabilidad de innovar y crear, para ello aprenderemos nuevas tecnologías que nos permitan agregar más funciones”, agregó Angello Ignacio.

[email protected]

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario