Cuando los datos alternativos facilitan la toma de decisiones sobre riesgo crediticio, ¡todos ganan!

Foto: Especial

Hoy los datos alternativos revelan un nuevo mundo de información: ubicación, redes sociales, antecedentes laborales y formación académica, así como búsquedas en Internet; todo ello puede jugar un papel importante a la hora de impulsar un cambio en la toma de decisiones sobre el riesgo crediticio. Un planteamiento que no depende de un informe crediticio tradicional y que beneficia tanto a los que buscan como a los que otorgan el crédito.

Los datos alternativos permiten a las instituciones crediticias adquirir un conocimiento más profundo de clientes potenciales y existentes; su uso adecuado ofrece una perspectiva más completa y precisa del riesgo crediticio. Las financieras se basan en métodos tradicionales para obtener una visión de una persona, pero a menudo hay más que analizar, especialmente si no se dispone de un score de crédito convencional. Las personas que no tienen antecedentes financieros tienen más probabilidades de obtener crédito basándose en otros comportamientos digitales no financieros.

Se estima que más del 70% de los adultos en Latinoamérica tiene un smartphone, pero solo el 30% tiene una relación bancaria. Existe una gran necesidad y oportunidad de llegar a esta población desatendida y ofrecer formas alternativas de acceso a recursos. Los datos alternativos se convierten en una puerta de entrada a los servicios financieros y los introducen en el ecosistema de los préstamos.

La inclusión financiera también impacta en sectores como las pymes, que representan cerca del 99% de todas las empresas latinoamericanas y emplean aproximadamente al 67% de todos los trabajadores, según la CEPAL. Considerado un motor de la recuperación económica, sobre todo después de la pandemia, este sector suele encontrar muchos obstáculos: trámites, papeleo y comprobación de antecedentes pueden ser tediosos y requerir mucho tiempo.

Los datos alternativos pueden ayudar a eliminar estas barreras. Agregarlos a un modelo de riesgo crediticio puede mejorar el proceso de suscripción y posibilitar decisiones más sólidas: califican con mayor precisión al 90% de los solicitantes que habrían dado una respuesta negativa o de historial reducido utilizando únicamente datos tradicionales.

Asimismo, pueden identificar los acontecimientos de la vida que desencadenan nuevas necesidades financieras, como la compra de una propiedad, el nacimiento de un hijo, entre otros. Esto ayuda a las financieras a conocer mejor a los clientes, lo que les permite ofrecer los productos adecuados en el momento oportuno, creando así una experiencia personalizada y valiosa para ellos.

Por eso, encontrar los datos alternativos adecuados es la clave. Al combinarlos y crear un modelo de riesgo crediticio que maximice el ROI, puede orientarse a prospectos, ampliar el crédito a nuevos prestatarios, crear nuevas oportunidades para los clientes existentes y proporcionar una experiencia de cliente mejorada gracias a la velocidad de comercialización y a la reducción del papeleo.

Estos son algunos datos alternativos que ayudan a las financieras a crear el perfil crediticio adecuado y otorgar préstamos sobre la base de una puntuación de riesgo crediticio, sin sacrificar rapidez o riesgo financiero.

  • Telecomunicaciones: Uso de datos, de tarjeta SIM, de texto y voz, para determinar la probabilidad de impagos.
  • Banca abierta: Datos financieros compartidos entre bancos y entidades no bancarias para obtener información en tiempo real sobre transacciones financieras y de pago.
  • Flujo de efectivo/Finanzas: Análisis de los ingresos y del historial de pagos, incluidos los servicios básicos y públicos, para predecir el riesgo crediticio cuando no hay suficientes datos de puntuación de crédito tradicionales.
  • Presencia en redes sociales: Publicaciones, número de seguidores y contactos, y fotos en diferentes redes sociales ayudan a verificar la identidad del prospecto.
  • Pago de préstamos: Datos como las fechas de pago, plazos, etc., ayudan a determinar el comportamiento de pago de los candidatos de mayor riesgo.

Los datos alternativos son una forma de mejorar la toma de decisiones sobre el riesgo crediticio que pueden contribuir al éxito, tanto de los consumidores como de las financieras, incluidas las pymes.

Por José Luis Vargas-Favero, vicepresidente Ejecutivo y Gerente General para América Latina de Provenir

CRÉDITO: 
José Luis Vargas-Favero