Cómo usar la tecnología para prevenir daños por desastres naturales

Foto: Especial

Las empresas pueden sufrir pérdidas e incluso la quiebra por diversas razones, pero especialmente por tres: errores humanos, malware y desastres naturales, siendo estos últimos los que más se han presentando en en país.

Los huracanes y terremotos recién sufridos en Mexico, han afectado severamente a viviendas y principalmente el sector empresarial, un área vital para la economía nacional.

Datos de la Secretaría de Protección Civil, el sismo de magnitud 7.1 del pasado 19 de septiembre, dejó más de 3,000 edificios dañados sólo en la Ciudad de México, de los cuales una gran parte corresponden a empresas. Las pérdidas más importantes son las humanas, seguida de la pérdida de información.

Si bien los desastres naturales no se pueden evitar, sí se pueden reducir sus efectos y para ello la tecnología en un importante aliado. Las interrupciones inesperadas en las operaciones de una compañía pueden causar pérdidas monetarias en millones de pesos o dólares dependiendo del tamaño de usuarios o clientes que tenga la empresa.

“Una solución de ERP (Enterprise Resource Planning) es capaz no sólo de organizar toda la información de una compañía, también de protegerla, respaldarla y ponerla a disposición de directores y gerentes desde cualquier parte de una ciudad, estado o país. Recuerde que uno de los activos más importantes de cualquier organización son sus datos”, asegura el Arístides Palma, Director General de ZafiroSoft, firma experta en la implementación de software empresarial para medianas empresas.

¿Por qué un ERP?

Detalla que un ERP es un programa de estrategias para el manejo y control de prácticamente todas las áreas de un negocio; es flexible y adaptable a los cambios que hacen evolucionar al mercado. Por ello, es importante implementarlo en cualquier tipo de empresa por las siguientes tres razones:

  1. Integra y consolida la información de las áreas vitales de una organización: finanzas, contabilidad, inventarios, recursos humanos, producción, cadena de suministros y marketing.
  2. Se adapta al desenvolvimiento del mercado y ayuda en la planeación de imprevistos: al tener mayor disponibilidad de la información, será posible realizar estimaciones y previsiones realistas anticipándose a escenarios futuros basados en información directa de la operación de la empresa.
  3. Protege la información: Los datos estarán protegidos gracias a los altos niveles de seguridad con los que cuentan hoy los sistemas.

“Hasta ahora los huracanes y sismos no pueden ser detenidos por el hombre, sin embargo, sí tenemos la capacidad de prevenir tanto accidentes que perjudiquen vidas humanas, como la protección de nuestra información tanto de empleados como de clientes y proveedores. Para dicho fin, es recomendable que cada compañía elabore un Disaster Recovery Plan (Plan de Recuperación de Desastres), e implemente un ERP que pueda anticiparse y ayudar en su óptima gestión”, concluye.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.