Cinco claves para potenciar tus ventas en línea durante el Buen Fin

Comienza a preparar tu pyme para vender en línea en el Buen Fin. Foto: Especial

Del 9 al 20 de noviembre, se llevará a cabo la décima edición del Buen Fin, iniciativa que por primera vez durará casi dos semanas para reactivar la economía que se ha afectado por la pandemia del Covid-19, y también evitar aglomeraciones de personas.

Este año, la dinámica será diferente con la implementación de protocolos de sanitización y sana distancia, por lo que muchas empresas han optado por reforzar su estrategia de ventas en línea, canal donde se han incrementado las ventas hasta en 300% en dos de cada 10 negocios durante esta pandemia, además que cuatro de cada 10 comercios creen que subirán en más del 50%, de acuerdo a datos de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO).

Tal es la importancia del ecommerce que de las ventas totales esperadas para el Buen Fin, 30% se prevé que provengan del canal en línea, por lo que es importante comenzar a prepararse y para ello, Mario Juárez, ESM de Magento Commerce, compañía de Adobe, comparte cinco prácticas para potenciar las ventas online.

Experiencias únicas

El usuario cada vez se ha vuelto más intuitivo y exigente al efectuar compras vía online, esto, gracias a que cada día las plataformas ofrecen mayores beneficios y experiencias personalizadas a través de este canal.

No basta con vender un producto o dar un descuento, hay que ofrecer novedades, por ejemplo, dar recomendaciones de productos, crear sugerencias basadas en las necesidades del cliente, dar diferentes formas de interacción, y sobre todo, no descuidar la comunicación directa con los clientes.

Consistencia entre el mundo offline y online

Una plataforma exitosa deberá de contar con una integración total de stock entre la tienda física y la tienda online en tiempo real con selección inteligente para pedidos web, así como la integración de las operaciones de pedidos web directamente en cada sucursal a través de un canal de ventas especial, innovador y dinámico.

Las plataformas tienen la tarea de gestionar los pedidos que entran a través de cualquiera de los canales de venta adheridos a la plataforma.

“Es prioridad número uno de los ecommerce es hacer que cada punto de contacto con el cliente, se convierta en un punto de venta, digitalizando todos los procesos que involucren una venta”, indicó Juárez.

Experiencia móvil

Se requiere coherencia y adaptación entre la plataforma mostrada a través de canales web así como la versión móvil o aplicaciones, siendo esta última uno de los principales canales por los que se efectúa una compra; durante abril a junio de este año ha aumentado al 90% el uso de aplicaciones de compras.

Una tendencia que esta cobrando mucha fuerza y relevancia en el mercado, es el uso de Aplicaciones Web Progresivas (PWA) las cuales son fáciles de instalar, actualizar y mantener generando una constante evolución de las experiencias.

Compras seguras

Contar con plataformas seguras y eficientes tanto para el comercio como el usuario o utilizar múltiples gateways predeterminadas pueden causar problemas de conectividad así como de seguridad; sin embargo, existen estándares internacionales que permiten la generación de informes sobre los sistemas de gestión de riesgos de ciberseguridad.

Por otra parte, las plataformas deben ofrecer distintos métodos de pago y a su vez estar blindadas al momento de efectuar la compra tanto para la integración de datos personales como los datos de pago. Como mínimo, las plataformas deben contar con certificaciones de seguridad como PCI N1 y SOC2 las cuales validan que la información de los usuarios navega con seguridad.

Entrega y recolección de compra eficiente

El proceso de compra dentro de la plataforma trasciende al momento de hacer llegar el producto al cliente; los comercios han ampliado la forma de entrega, desde realizarlo a través de una paquetería interna y/o externa que permita el rastreo de la compra desde la misma plataforma así como desde el proveedor.

A su vez, muchos comercios también han incluido procesos ya conocidos como: Click & Collect, en donde el objetivo es comprar a través de un sitio web y recolectar la compra de forma física en alguno de los establecimientos.

“Las compañías están conscientes de la debilidad que tienen en la última milla, pero lo están viendo como un área de oportunidad y la están explotando, generando experiencias como contacto cero, o reserva en línea y paga en tienda, haciendo que el consumidor sea el responsable de recoger el producto”.

CRÉDITO: 
Redacción / El Empresario