Precios bajos y seguridad, la apuesta de Beat

Así buscará competir con Uber, Didi y Cabify. Foto: Rodrigo Riquelme

Para competir en el mercado de las plataformas de transporte en México, Beat apuesta por ofrecer precios bajos para sus usuarios, incentivos para sus conductores y la seguridad para ambas partes, indicó Ellie Niroumand, líder del lanzamiento de Beat en México, quien habló con El Economista durante la presentación a medios del regreso de la compañía al país.

La compañía, que se medirá con gigantes del transporte como Uber, Cabify y Didi, anunció su regreso a tierras mexicanas después de haber cerrado operaciones en el país a mediados del 2014, cuando todavía era conocida como Taxibeat.

A inicios de febrero pasado, Beat inició su proceso de reclutamiento en la Ciudad de México y comenzó sus operaciones el 18 del mismo mes. Desde entonces, de acuerdo con su directora general en México, Cécile Novion, ha reclutado a 40,000 conductores y ha incrementado su operación en la urbe 60% semana con semana, por lo que en el corto plazo planean expandir sus operaciones a Guadalajara, Jalisco, y Monterrey, Nuevo León.

Según Ellie Niroumand, la diferencia entre Beat y sus competidores radica en primer lugar en el atractivo de su aplicación y en su accesibilidad. “Lo que ves desde un principio es lo que realmente pagarás, no hay sorpresas porque tardaste demasiado. Desde el punto de vista de los pasajeros, no tienen nada que perder al probarla: es más barata y es atractiva”, dijo.

Para los conductores, Niroumand advierte que, si bien es más barata que sus competidores Beat ofrece grandes incentivos, aunque no quiso entrar en detalles al respecto. “No perderán dinero, están ganando cantidades competitivas y creo que están felices”, dijo.

La representante de Beat abundó acerca de que la seguridad es una de las prioridades de la compañía en el país. “Contamos con verificaciones tanto para los conductores como con los pasajeros y próximamente tendremos un botón de emergencia para ambos en la aplicación”, dijo.

Beat fue fundada en 2011 como Taxibeat en Atenas, Grecia, por Nikos Drandakis y Kotis Sakkas. En 2017, Beat fue adquirida por Daimler Mobility Services que forma parte de Mercedes-Benz. De acuerdo con información de la propia compañía, “Beat es parte de una mobility powerhouse’ que nace tras la alianza de Daimler AG y The BMW Group”.

Actualmente, la plataforma de transporte da servicio a 6 millones de pasajeros registrados y cuenta con 200,000 conductores en Atenas, Grecia; Lima, Perú; Santiago, Chile y Bogotá, Colombia. Ahora México se integra al mercado de la compañía en América Latina y de acuerdo con su directora local, esperan que este se convierta en su mayor mercado en el continente.

(Con información de Antonio Becerril)

[email protected]

CRÉDITO: 
Rodrigo Riquelme / El Economista