sex shop

Por: Angélica Pineda / El Empresario

Este giro de negocio crece a doble dígito, impulsado por una nueva mentalidad y por Internet. Sin embargo, sigue presa del estigma social, lo que ha obligado a cerrar algunos establecimientos

Distribuir contenido