De Veracruz, plan piloto para desarrollar pymes proveedoras

Foto EE: Angélica Pineda

El proyecto petroquímico Etileno XXI en Veracruz, permitirá a las autoridades federales generar una plataforma de organización para la integración de cadenas de valor, que podrá replicarse en otros estados.

La inversión de más de 4,500 millones de dólares de Braskem-Idesa para la construcción del complejo petroquímico Etileno XXI ha generado 15,000 empleos en Veracruz, y se espera que, una vez que comience a operar, se mantengan 6,000 de esas plazas. Por ahora, el Gobierno local trabaja para que, la llegada de esa empresa “tractora”, impacte en las pymes de 10 kilómetros a la redonda.

“Al ser el proyecto más importante de todo México es de alta prioridad para el Inadem y para la Secretaría de Economía. Alrededor de éste estamos haciendo un proyecto de integración productiva y de desarrollo de proveedores”, expuso Gerardo Mancilla Arteaga, director general de Fomento Económico y Portuario del gobierno local.

Este jueves, en el marco de la Semana del Emprendedor Braskem-Idesa y el Inadem firmarán un convenio de colaboración, mediante el cual se desarrollará un plan piloto para la integración de cadenas productivas. Se espera que el programa se replique en otras entidades donde existen clúster o empresas “ancla”.

“Para el Inadem será una buena referencia para otros proyectos “ancla”, ya sea armadoras de autos u otros que puedan ser un parámetro. El proyecto de Baskem en Veracruz equivale a tres armadoras de autos”, dijo.

Como parte del programa se crearán “catálogos de oportunidades de inversión” donde las empresas podrán analizar sus posibilidades de proveeduría, necesidades de capacitación y cómo se vincularán. “El convenio con el Inadem va orientado a desarrollar toda la plataforma de organización”.

El proyecto, explicó, consta de varias etapas. La primera está en marcha y consiste en atender las necesidades inmediatas de la construcción el completo petroquímico: comedores industriales, uniformes, botas industriales, cascos, insumos para alimentos, transportes, renta de hospedajes, servicios profesionales.

La siguiente será la creación de empresas comunitarias. El gobierno veracruzano trabaja para que en un radio de menos 10 km a la redonda de Etileno XXI, las familias puedan ofrecer bienes y servicios que Baskem pueda requerir, como productos de limpieza, jardinería, reparaciones.

Otra etapa es la del desarrollo de proveedores que ofrezcan contenido tecnológico y valor agregado. Y una más es la de la integración de cadenas productivas con empresas transformadoras de plástico, es decir, aquellas que utilicen la materia prima que producirá Braskem y que planean establecerse en Veracruz, lo que generará más demanda de bienes y servicios que las pymes pueden cubrir.

Mancilla Arteaga comentó que otro proyecto “ancla” que está beneficiando a las pymes veracruzanas es la ampliación del puerto de Veracruz, construcción en la que el Gobierno federal ha invertido 23,000 millones de pesos en una primera etapa, y que ha demandado mano de obra, logística y otros servicios.

Además, la construcción de la autopista México-Tuxpan permitirá acelerar la construcción del puerto en esa zona, lo que también abre oportunidades para las pymes.

“Vemos que hay muchas oportunidades en logística, puertos, energía, servicios, agroindustrial, metalmecánico. Todo esto es cómo jalar a las tractoras y vincularlas con las pymes”, concluyó.

angé[email protected]

CRÉDITO: 
Angélica Pineda/ El Empresario