Lanzan nuevas herramientas para financiamiento

Foto EE: Natalia Gaia

Angels Den y Crowdfundig México son dos nuevas herramientas que vienen a enriquecer al ecosistema emprendedor mexicano en temas de financiamiento. La primera es una iniciativa impulsada por el gobierno británico que capacita a potenciales inversionistas y los conecta con emprendedores; la segunda es un programa piloto para acelerar el fondeo colectivo, como forma de apoyar a emprendedores sociales.

En el marco de la Semana del Emprendedor, Bill Morrow, CEO de Angels Den, afirmó que 90% de las inversiones que realizan ese organismo en empresas son exitosas y éstas siguen funcionando. Por su parte, Israel Pons, socio co-fundador de Angels Den México, recordó que 73% de las pymes mexicanas fallan en los primeros tres años de su apertura por falta de conocimientos, de mentoría y de penetración en el mercado.

El emprendedor sostuvo que tras dos años estudiando el ecosistema emprendedor mexicano se dieron cuenta que nuestro país tiene una gran oportunidad para crecer y “tiene potencial para ser la economía número ocho del mundo al 2050 y eso se logrará con la ayuda de gente preparada para apoyar”.

La labor de Angels Den consiste en instruir a ángeles inversionistas sobre cómo evaluar un proyecto o empresa, las acciones que ésta ofrece, la proyección financiera a futuro, análisis de mercado en la que ésta se desarrolla, entre otros datos. “Nosotros apoyamos –a empresarios- para que se conviertan en ángeles inversionistas y que revivan esos momentos excitantes de cuándo fundaron su propia empresa”, explica Israel Pons.

Dijo que, dado que los fondos de venture capital son relativamente nuevos en México y con poca experiencia “se quieren acercar a nosotros para que les ofrezcamos las herramientas para invertir… quieren ser –además- coinversionistas con los ángeles inversionistas” dadas las restricciones de sus comités.

Angels Den recibió una inyección por un millón de dólares de una familia de inversionistas representada por Rafael Escalante y está en pláticas con Femsa para ese mismo final. También negocia con Inadem y Nafin posibles coinversiones.

“Hay mucho apoyo en el ecosistema emprendedor en México, la clave es traer mejores prácticas para implementarlas rápido, para formalizarlo, para tener gobiernos corporativos y disciplina en la toma de decisiones”, agregó.

Angels Den tiene como meta que 300 proyectos obtengan financiamiento en los siguientes tres años. Para el 2016, la meta es de 30 iniciativas a las que se les pide tener al frente a un buen emprendedor y generar ganancias. “Tal vez tengan seis meses o dos años, pero no pueden despegar porque no tienen esa inversión inicial. Invertimos en etapa temprana, no en ideas, pero tiene que estar facturando”.

El organismo, que abrirá sus oficinas en el Distrito Federal y operaciones en todo el país, cuenta con 12,000 ángeles inversionistas, de los cuales 700 están en busca de proyectos rentables. Cuenta además con 19,000 empresarios registrados que están deseosos de inversión.

ES LA HORA DEL CROWDFUNDING

Otro anuncio realizado en el primer día de actividades de la Semana del Emprendedor fue el programa piloto de Ángeles Inversionistas y Crowdfunding México, cuyo propósito es acelerar este tipo de esquemas de fondeo colectivo en favor de los emprendimientos sociales.

Adriana Tortajada, directora de Emprendedores y Financiamiento del Inadem explicó que se trata de “una prueba de mercado” que incluye capacitación, mentoría y asistencia técnica para los inversionistas.

La plataforma crowdfunding.mx cuenta con cuatro proyectos sociales, y la meta es que al final de la Semana del Emprendedor obtengan el ciento por ciento de los recursos que requieren.

Rebeca Pizano, directora general adjunta de Fomento Nafin, resaltó el crecimiento que ha tenido el crowdfunding tan sólo en Estados Unidos: de 2.7 billones de dólares generados hace algunos años pasó a 16.2 billones en el 2014 y se prevé que llegue a 34.4 billones el próximo año.

La funcionaria indicó que Nafin se sumará a esta iniciativa, en la que también participan el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin), la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y la Universidad Anáhuac. Su tarea crear el merco regulatorio del crowdfunding.

En la primera etapa, dijo, se hará un diagnóstico de las cinco plataformas de crowdunding, entre ellas Crowdfunder y Kubo Financiero, en las que esa institución ha invertido capital de riesgo, a través de fondos de inversión.

“El crowdfunding no está regulado. Para que tú puedas invertir en una empresa debes ser inversionista calificado, no cualquiera puede invertir porque si vas a poner dinero en una empresa, hay que ver que esa empresa exista y esté en orden. Lo que está haciendo Nafinsa, el Inadem y la Anáhuac es un diagnóstico con esas cinco plataformas y buscar con la CNBV un marco regulatorio que proteja al inversionista. Por supuesto, si el diagnóstico termina en palomita, invertir en esas plataformas”, agregó Mónica Pizano.

Finalmente, Jorge Reyes, director del Centro IDEARSE, de la Universidad Anáhuac, expuso los cuatro componentes de la plataforma: generar las habilidades entre emprendedores y pymes para usar con éxito el crowdfunding; incrementar la calidad y cantidad de los recursos para el financiamiento; desarrollo de los participantes; sistematizar la información del fondeo colectivo.

Expuso un quinto componente: generar un impacto de 3000 empresarios capacitados y 1,500 con acceso al crédito; además de crear 700 nuevos empleos y tres millones de dólares en rendimientos.

[email protected]

CRÉDITO: 
Angélica Pineda / El Empresario