GDF recibe a futuros emprendedores digitales

Foto EE: Nicolás Lucas

La ciudad de México se encamina a posicionarse como un importante semillero de proyectos creativos de alto impacto. Con cerca de 300 startups en incubación y cada una con entre tres y cinco integrantes, se refleja que al gobierno capitalino le interesa convertir a la capital en un polo tecnológico.

Salomón Chertorivski, secretario de Desarrollo Económico en el GDF, sostuvo que el gobierno de Miguel Ángel Mancera, está decidido a abrir todas las llaves de financiamiento para apoyar al emprendedor en todas las etapas que sean necesarias para la expansión de una startup.

“Estamos tratando de abrir todas y cada una de las fuentes de financiamiento. Estamos financiando desde proyectos de incubación, aceleración, créditos de garantía o fondos de riesgo. Ese es nuestro esfuerzo, que los emprendedores tengan todas las llaves abiertas; que tengamos todos los mecanismos para ir avanzando. Tenemos que abrir todas las posibilidades para que los jóvenes capitalinos puedan conocer otras experiencias (en creación de empresas tecnológicas)”, comentó Chertorivski.

El responsable de la política económica capitalina recibió en el marco de la Semana del Emprendedor a una representación de los 80 estudiantes capitalinos que durante el verano pasaron tres semanas en el polo tecnológico de Silicon Valley, en California.

Durante esa pasantía, los jóvenes venidos de distintas universidades, principalmente el Politécnico y la UNAM, recibieron recomendaciones de sus similares estadounidenses que han logrado concretar una idea en una empresa de corte tecnológico.

Los 80 beneficiados fueron seleccionados de entre 3,500 estudiantes del Distrito Federal que mantienen el interés de concretar un emprendimiento. El objetivo del programa era acercar a los futuros emprendedores a los procesos de incubación o aceleración de empresas, así como a la obtención de capitales a través de fondos de inversión.

Juan Carlos González, uno de los estudiantes que participó en el programa, expuso durante una conferencia con Salomón Chertorivski, que en la pasantía se inculcó a los jóvenes a que “la ciencia no debe estar peleada con el emprendimiento y cómo conjuntar las habilidades con las ideas para alcanzar el éxito, el cual no significa millones de dólares, sino el resultado de lo que sepamos hacer bien”.

En la región “donde cada día se crea una startup”, dijo Flor de la Cerda, “nos enseñaron a cómo convertir la idea en un negocio. A pensar en millones de dólares, y a que somos la punta de lanza para que este sea un mejor país”.

[email protected]

CRÉDITO: 
Nicolás Lucas / El Economista