Cómo es ser mujer líder en el mundo de los hombres

Foto EE: Hugo Salazar

En el aspecto laboral, las mujeres han tenido que esforzarse mucho, incluso el doble o triple por alcanzar puestos directivos y muchas veces deben superar el reto de trabajar en un mundo donde los hombres predominan.

Existen mujeres quienes a pesar de las adversidades han demostrado que para liderar no importa el género, sino la pasión y determinación de lograr las cosas.

Ejemplo de ello son Adriana Tortajada, directora de Venture Capital y Mezzanine del Fondo de Fondos; Marcela Zapata Meza, directora del centro de investigación en culturas de la antigüedad y directora proyecto arqueológico Magdala; y Lorena Guillé, directora ejecutiva de Fundación Cinépolis, quienes a pesar de las adversidades, han demostrado que para liderar no importa el género, sino la pasión y determinación de lograr las cosas.

“Como líder te dicen que eres mandona, impositiva y terca, pero no es así. Ser líder es poner el ejemplo y trabajar por el resto del equipo. El emprendimiento es hacer con pasión lo que te gusta hasta las últimas consecuencias porque buscas generar un impacto”, dice Adriana Tortajada, directora de Venture Capital.

Asimismo, señala que para ser un líder exitoso en un mundo de hombres, hay que ser segura de sí misma, de los valores que se quieren profesar, contagiar y generar una automarca en la vida, que permita convertirse en un agente de cambio y dejar huella en la vida.

Por su parte, Marcela Zapata, directora del centro de investigación en culturas de la antigüedad y directora del proyecto arqueológico Magdala, menciona que otro aspecto fundamental es ser feliz con lo que haces. “No hay que dejar de soñar, aunque parezcan inalcanzables y sobre todo ayudar a las siguientes generaciones para que sigan haciendo cambios”, menciona.

La líder del proyecto arqueológico Magdala, el primero que se da a un equipo mexicano en ­Israel, explica que en su caso la clave de su éxito es la tenacidad con la que hace las cosas, la pasión que la llena día a día y la preparación académica constante. Al presentar su proyecto, solo le daban un año para fracasar. Ahora lleva siete años en la excavación y aún faltan muchos más.

Otras características que debe tener la líder mexicana, de acuerdo a Lorena Guillé, es crear, servir y recolectar, saber levantarte de las adversidades y sobre todo conocerse a fondo.

“Conócete, descubre dónde está tu mayor sueño y construye tus capacidades, no tus debilidades. Trabaja en construir algo que te hace feliz, no que sólo llene tu bolsillo. Si no estás en un lugar que no te apasiona, ¡muévete!”, resalta.

Liderar con feminidad

La pasión y la constancia son necesarias para lograr los objetivos que toda persona se proponga, pero para las directivas hay otro elemento que no puede faltar, la inversión en la carrera.

Invertir en la formación es lo que realmente hace el cambio pues “cada centavo y minuto invertido siempre vale la pena. Si las mujeres no estamos bien preparadas, somos inseguras y no argumentamos, caemos en el ‘no sabe, es mujer’, debemos romper todas estas barreras”, enfatiza Marcela.

De igual manera, las mujeres líderes deben estar siempre preparadas, crecer a diario en el aspecto personal, profesional y familiar, y especialmente no cambiar de personalidad o forma de actuar por querer ser igual que los hombres.

“Soy mujer y tengo otros valores con los que negociar, no solo con la apariencia. Debemos estar más preparadas, usar la parte femenina, saber trabajar en equipo, no temer trabajar con alguien mejor que uno y no sentirse superhéroe. El líder es quien se hace valer por sus recursos y valores”, subraya.

En este sentido, Lorena menciona que la importancia de encontrar el equilibrio perfecto entre vida personal y trabajo, así como aprender a que a veces se puede fallar es saber levantarse, y para ello hay que tener disciplina, planear bien las cosas, reconocer que todos somos humanos y que siempre hay un plan b, sólo es cuestión de descubrir cómo seguir adelante.

“Como mujeres nos toca hacer cultura de que las mujeres pueden tener balance de vida y ser responsable. Lo mejor es siempre estar en los roles dónde estás”, concluyen.

CRÉDITO: 
Elizabeth López Argueta / El Empresario

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.