La seguridad en el trabajo

La administración de la empresa, entre otras preocupaciones que tiene, asegura que todos los individuos que trabajan para la misma puedan cumplir con sus actividades sin correr riesgos que les impidan cumplir con sus obligaciones y puedan cuidar su salud e integridad física. También es importante que la empresa pueda evitar pérdidas de recursos por accidentes que pudieron haber sido evitados.

Cuando sucede un accidente de trabajo, normalmente se llevan a cabo investigaciones para saber las causas y consecuencias de cada accidente. La administración de la empresa debe revisar sus políticas y procedimientos relacionados a la seguridad de los empleados en todos los aspectos que puedan significar riesgos de trabajo.

Sin importar el tamaño o giro económico de las empresas, las administraciones deben definir todos los riesgos a los que puede enfrentarse un empleado en el ejercicio de sus actividades laborales. Además, se requiere analizar todos aquellos aspectos de riesgo que puedan tener los empleados en actividades paralelas a su trabajo, como los que corren en el trayecto de sus hogares hacia los centros de trabajo y cualquier otra actividad, incluyendo aquellos eventos sociales o de desarrollo humano que puedan llevar a cabo con el patrocinio de la compañía.

Una vez determinados los riesgos a los que están expuestos los empleados, la administración diseña las políticas y los procedimientos que permitan prevenir accidentes de trabajo o que, de alguna manera, representen riesgos para la empresa.

Se empieza por los riesgos generales y se diseñan los procedimientos que las personas tienen que conocer y tomar en cuenta para protegerse de todo lo que puede incurrir en el trabajo, como caídas por correr en los pasillos de la empresa o golpearse con muebles por caminar descuidadamente o no utilizar el casco, los lentes, los guantes y las botas de seguridad en ambientes de producción.

También es importante concientizar a los empleados de reportar todas aquellas situaciones que consideren peligrosas con objeto de que la administración tome las medidas pertinentes para contrarrestar el riesgo.

Después se tienen que identificar todos los riesgos específicos de cada proceso, para diseñar los procedimientos de seguridad adecuados a cada uno.

Todas estas políticas y procedimientos deberán ser implementados mediante manuales y guías específicas en lo general y en cada proceso.

Las relaciones con el personal son muy importantes, ya que se requiere toda la cooperación del mismo para tener éxito en la eliminación de accidentes de trabajo.

Para esto, la administración deberá llevar a cabo campañas de seguridad industrial en donde el objetivo principal sea concientizar al personal respecto de todos los riesgos de trabajo que pueden correr, así como todas las medidas de seguridad.

Todo esto tiene que ser reforzado constantemente mediante mensajes y pláticas con el personal, guías de fácil acceso y entendimiento.

La empresa también deberá estar consciente del perfil psicológico del personal asignado a áreas de mayor riesgo, personas aventureras y aquellas dispuestas a demostrar lo hábiles que son pueden incrementar el riesgo, también el cansancio puede ser un factor de riesgos de accidentes de trabajo.