La relevancia de generar acciones para combatir el estrés laboral en las empresas

Las organizaciones en México deben analizar si están desarrollando estrategias enfocadas en el bienestar de sus colaboradores, físico, emocional y financiero, con el objetivo de responder al estrés laboral que se ha incrementado a raíz de la pandemia, al mismo tiempo de cumplir con los lineamientos que marca la autoridad, sobre todo lo que está relacionado con la NOM-035.

Esto es de gran relevancia, ya que, de acuerdo con el estudio “Estrés Laboral en México 2021”, realizado en conjunto por la Asociación de Internet MX y OCCMundial en septiembre pasado, el estrés laboral se ha incrementado en la mitad de los empleados tras la crisis sanitaria y económica, pues existe el miedo a perder el empleo o a contagiarse por tener que acudir al centro de trabajo y, considerando, además, que la mitad de las empresas no lleva a cabo alguna acción para reducir este tipo de estrés de los empleados.

Lo anterior es un problema, ya que los internautas encuestados que se han estado expuesto al estrés laboral presentan mayores impactos psicológicos que físicos; entre los impactos psicológicos están la angustia e irritabilidad, la ansiedad la falta de motivación, el insomnio y la falta de concentración, entre otros, mientras que entre los físicos están los dolores de cabeza, cansancio constante y prolongado, malestar estomacal, gastritis y colitis, tensión muscular, entre otros.

Asimismo, el estudio reveló que solo 14% de las organizaciones realiza programas de bienestar físico (deportes, nutrición, seguimiento médico, etc.), mientras que solo el 13% lleva a cabo programas de bienestar mental (meditación, tips balance-vida trabajo, asesoría psicológica, etc.).

Por ello, son los mismos empleados quienes tienen que buscar la manera de realizar sus propias acciones para reducir el estrés laboral, entre éstas: descansar (53%), realizar alguna actividad física (48%), llevar a cabo actividades de recreación (28%), meditar (16%), ir a terapia (8%) e, incluso, tomar medicamentos (7%).

Por lo anterior, consideramos que es importante que las empresas tomen algunas medidas con el objetivo de prevenir los riesgos a la salud de los colaboradores y de esta manera combatan el estrés laboral. Y aunque en ocasiones no sabemos por dónde empezar, aquí dejamos algunas acciones que pueden ser la base para implementar este tipo de programas:

  • Balancear la carga de trabajo. El exceso de trabajo desgasta a los empleados y disminuye su rendimiento. Cuando las personas sienten que no pueden cumplir con sus responsabilidades se eleva su nivel de estrés. Para evitar esto, distribuye las tareas de los empleados de manera equitativa, mantén la carga de trabajo adecuada de acuerdo con sus habilidades, conocimientos y recursos disponibles, delega para que los miembros del equipo tengan el control sobre sus actividades y establece plazos de entrega razonables.
  • Ser claros en la comunicación interna. Los colaboradores sienten preocupación cuando no tienen claro su rol, responsabilidades y no tienen un líder en quién apoyarse y que los pueda orientar. Recomendamos presentar un organigrama para que sepan cómo opera la organización y a quiénes les están reportando. Asimismo, se deben establecer los objetivos de cada puesto para que desde el ingreso los empleados tengan claro su papel.
  • Motivar a los empleados. El objetivo es generar lealtad hacia la empresa, confiando en que ésta les brindará las herramientas para crecer profesionalmente. Se puede motivar al equipo de trabajo al reconocer sus aportaciones y dar oportunidades de promoción o desarrollo profesional, además brindar cursos y capacitaciones, ofrecer reconocimientos en público, establecer objetivos y otorgar recompensas al alcanzarlos.
  • Fomentar el trabajo en equipo. Muchos empleados pasan más tiempo con sus compañeros de trabajo que con su propia familia, por ende hay que asegurar que el entorno sea tranquilo y agradable, lo que se puede lograr a través de acciones para que se apoyen y aprendan unos de otros, organizar actividades de trabajo en equipo de integración, repartir tareas y proyectos entre varias personas para que todos puedan contribuir con sus conocimientos y lleguen a un fin común.

Las organizaciones deben identificar todo lo que pueda estar causando problemas a la salud física o mental de los colaboradores y, de esta manera, tomar acciones para prevenir los daños. Además, cumplir con lo que establece la NOM-035 para tener entorno laboral adecuado.

* Sergio Porragas es Director de Operaciones (COO) de OCCMundial

Imagen: