RegTech: la “metamorfosis” del cumplimiento regulatorio en las empresas

En 1986 inicia un proceso de desregulación de los mercados que detona en la crisis financiera mundial de 2008. A partir de este momento, innumerables empresas comienzan a destinar grandes volúmenes de recursos económicos y de capital humano para mejorar la experiencia del cliente y asegurar el cumplimiento riguroso de su operación frente a entidades reguladoras.

Derivado de lo anterior, surge el concepto “RegTech”, que se refiere a soluciones tecnológicas que ayudan a las empresas a cumplir regulatoriamente con los requisitos que les son aplicables de acuerdo con el giro o las actividades que desarrollan, principalmente en el sector financiero.

La rápida evolución de este concepto ha permitido la creación de una nueva clase de startups que, a través del uso de tecnologías novedosas, logran tres objetivos esenciales:

  1. Reducir tiempos, costos y esfuerzos destinados por las empresas al monitoreo regulatorio y la presentación de informes;
  2. Mejorar parámetros de cumplimiento frente a autoridades regulatorias, y
  3. Minimizar riesgos en materia de lavado de dinero, fraudes, robo de identidad, financiamiento de actividades ilícitas y protección de datos personales, principalmente.

El principal beneficio de este tipo de tecnologías, por parte del usuario, es el dinamismo y la agilidad para adaptar cambios regulatorios en su operación y, por parte del regulador, es la integración y la obtención oportuna de información para su correcto monitoreo y revisión que, en ambos casos, se logra prácticamente de forma inmediata. Algunos de los ejemplos más relevantes de esta oleada de nuevas tecnologías digitales, se encuentran en el uso de tecnologías como blockchain, big data, machine learning o cloud que se desarrollan en el contexto de lo que hoy se conoce como la cuarta revolución industrial.

Gracias a los beneficios obtenidos hasta el momento, países como Reino Unido, Estados Unidos e Israel participan activamente en proyectos de inversión para la creación de nuevas soluciones RegTech, principalmente en sectores como salud, ciberseguridad, educación, energía, inmobiliario, migratorio, entre otros.

En México, se estima que las tres mayores oportunidades para desarrollar modelos de negocios vinculados al uso de tecnologías digitales se encuentran en soluciones RegTech, open banking (que permite al usuario la administración de sus activos financieros y el aprovechamiento de sus beneficios, a través de una plataforma digital), y wealthtech (que consiste en soluciones de asesoría para el cuidado y bienestar personal del usuario).

Sin embargo, cualquier solución Regtech enfocada a los segmentos de préstamos, así como pagos y remesas, pudiera representar una gran oportunidad de inversión por ser hoy los sectores que más empresas de innovación tecnológica concentran en nuestro país.

El autor: Blanca Mendoza, integrante de la Comisión de Tecnologías Financieras y Emergentes del Colegio de Contadores Públicos de México