Protege tu empresa de cualquier incidente

Foto: Especial

Estándar ISO 22301 ayuda a continuar con el desarrollo del negocio

México ha tenido un crecimiento de la actividad sísmica del 300% en los últimos seis años, según datos del Servicio Sismológico Nacional (SSN). Existen 10 volcanes activos en territorio nacional; uno de los principales es el Popocatépetl, que ha tenido mayor actividad en los últimos días.

Asimismo, hace más de 4 años, nuestro país se vio inmerso en un problema de salud pública con la gripe A (H1N1), pocos días después la pandemia se extendió por varias regiones del país, Estados Unidos y Canadá, provocando alerta en todo el mundo.

Los incidentes pueden ocurrir en cualquier momento, ya sean incendios, inundaciones o huracanes; que afectan de manera directa la dinámica del día a día de cualquier negocio y por consecuencia el ritmo de las empresas se ve modificado al grado de limitar permanentemente sus operaciones.

Si bien es cierto que los desastres naturales no se pueden evitar, las compañías pueden mitigar el impacto de una crisis de este tipo. Así mismo, sin importar el tamaño de tu organización, puede ser afectada por interrupciones inesperadas que llegan a impedir el logro de los objetivos. Ante estas situaciones la capacidad de responder de manera efectiva y rápida es cada vez más importante para cualquier empresa.

Cuando existe una catástrofe, la actividad laboral debe reanudarse de manera inmediata para darle seguimiento a las funciones de la compañía, bajo este parámetro existe la Gestión de la Continuidad del Negocio (BCM por sus siglas en inglés), que es un marco de referencia en evolución, y que atiende este elemento crítico para una empresa.

Estándar ISO 22301

Actualmente el estándar internacional ISO 22301, ofrece un marco de referencia maduro, repetible, ejecutable y certificable; que tiene como objetivo asegurar la funcionalidad continua de la organización durante la más inesperada de las circunstancias, además de ayudar a la pronta recuperación ante una interrupción de operaciones obteniendo así una ventaja competitiva en el mercado.

Los beneficios que se obtienen al contar con este estándar de calidad son considerables, a continuación los más importantes:

  • Identifica y maneja las amenazas actuales y futuras del negocio
  • Adopta un enfoque proactivo para minimizar el impacto de los incidentes
  • Mantiene funciones críticas en funcionamiento en tiempos de crisis
  • Minimiza el tiempo de inactividad durante los incidentes y mejora el tiempo de recuperación
  • Demuestra a clientes, proveedores y para las solicitudes de licitación la capacidad de resistencia

Esta norma ayuda a proteger diversos sectores, principalmente el financiero, de telecomunicaciones, transporte, servicios y el sector público. La ISO 22301 tiene como propósito proveer una base para el entendimiento, desarrollo e implementación de la continuidad del negocio.

Entre los requisitos que establece el estándar están:

  • Identificar factores cruciales de riesgo que ya tienen afectación en la organización
  • Comprender las necesidades y obligaciones de su organización
  • Establecer, implementar y mantener su Sistema de Gestión de Continuidad del Negocio
  • Garantizar la conformidad con la política de continuidad del negocio establecida

Las pequeñas y medianas empresas (pymes) que implementan ISO 22301 pueden mejorar su capacidad de recuperación de la misma manera que las organizaciones más grandes. Su principal ventaja es que va más allá de la simple formalización del Plan de Continuidad para incluir el establecimiento de un Sistema de Gestión de la Continuidad del Negocio.

En el nivel más básico, las normas son simplemente la aplicación de eficacia probada de las mejores prácticas para el negocio. Las empresas deben centrar su atención en los productos o servicios que entregan, los procesos de negocio que siguen y la forma en que administran su organización; es un todo que proporciona tranquilidad a la empresa y sus clientes.

*Gerente de Marketing de BSI Group

CRÉDITO: 
Judith Osnaya*