Si el usuario no va a las aplicaciones...

Foto: Especial./ elempresario.mx

¿Alguna vez imaginaste ir caminando por la calle y al pasar por un restaurante recibir un mensaje a tu celular en el que te llega el menú del día y un descuento de 20% en tu cuenta? O bien, ¿estar en el aeropuerto y recibir un mensaje en la sala de espera en el que te avisan que tu vuelo está por salir y que la aerolínea tiene tarifas preferenciales para ti en tus siguientes viajes? Sin escatimar en ideas, todo es posible gracias a la tecnología y sus soluciones móviles.

De acuerdo con información de la Asociación Mexicana de Internet, en 80% de las casas de México existe una o más líneas de celulares, en tanto que sólo 37% de los hogares urbanos posee una computadora.

Se trata de una forma de comunicación sin precedentes para las empresas, los gobiernos y las organizaciones. Actualmente, ya estamos familiarizados con campañas como “México es mi Museo”, lanzada en el marco de los festejos por el bicentenario, la cual habilita la recepción de información a través de mensajes SMS en museos y sitios de interés.

¿Cómo hacerlo? ¿Quién lo desarrolla? ¿Qué se necesita? Existen diversas maneras: “una es que la empresa negocie directamente con los carriers para crear campañas con las bases de datos de sus usuarios, que el carrier les entregue una interfase y que la empresa se encargue de conectarla y cumplir con los requerimientos y políticas de cada carrier”.

La otra opción es acercarse a una empresa que brinde soluciones integrales y se haga cargo del desarrollo del software para adaptar la infraestructura ya existente en la empresa (la cual no suele estar lista para la integración de soluciones como éstas) a través de una sola interfase.

De acuerdo con las predicciones de Gartner, 1,200 millones de personas llevarán teléfonos capaces de ofrecer un entorno rico para la convergencia de movilidad y la web. 35 % de todos los dispositivos móviles vendidos serán teléfonos inteligentes con un sistema operativo de terceros. Los ingresos por publicidad móvil superarán los 12,000 millones de dólares al año.

¿Invasión a la privacidad?

Una de las mayores inquietudes de los usuarios es la invasión a su espacio y privacidad: recibir mensajes sin ninguna utilidad ni beneficio real para ellos, con el fin exclusivo de venderles algo que no les interesa. La ventaja del desarrollo de soluciones móviles radica en que la información enviada, ya sea por SMS, MMS o bluetooth, no puede ser recibida sin tener la autorización previa del usuario. De esta manera se evita una violación de los límites de seguridad y confidencialidad de la persona.

Una encuesta realizada por The Competitive Intelligence Unit (CIU) mostró que 75% de los mexicanos que envían mensajes de texto usan este servicio para fines personales de manera exclusiva. Sólo 5% de los usuarios utilizan esta herramienta de comunicación para asuntos relacionados con su trabajo.

Por otra parte, cifras de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) precisan que existen actualmente en México más de 78.3 millones de usuarios de teléfonos celulares.

La era de las aplicaciones

Ya no basta con estar conectados, hoy en día no se venden servicios de comunicación y dispositivos móviles; el verdadero consumible son las aplicaciones y el estilo de vida que cada una de éstas puede brindarle a los usuarios.

De acuerdo con Alejandro Valdez, analista de IDC, “masificar la conexión a Internet, más que significar que llegue a toda la gente, posibilita dar más servicios y de mejor calidad, brinda la oportunidad de satisfacer una necesidad al momento y hora que se requieran”.

En el caso de las soluciones móviles, las experiencias para el usuario son la prioridad. A través de sus teléfonos inteligentes pueden tener acceso a aplicaciones como: juegos, noticias, estado del tiempo, aplicaciones de GPS, wi-fi y oficina móvil, así como aprovechar los atributos del teléfono al máximo.

Asimismo, las aplicaciones empresariales traen beneficios como: el acceso a distancia a la información de la empresa, como CRM’s, localización de usuarios, planeación de proyectos, citas, consulta de información e inventarios... lo que puede ser la diferencia con sus competidores para la eficiencia de intercambio de información. Lo más importante es que las aplicaciones sean desarrolladas a la medida de cada cliente.

Cuando la oferta nos alcance

El uso de tecnologías como WAP, bluetooth, GPRS, SMS, MMS, entre otros, a través de dispositivos móviles, como computadoras portátiles, teléfonos inteligentes, celulares y PDA’s, es un medio innovador y efectivo para que las empresas mantengan un acercamiento directo y personalizado con sus mercados objetivo, o bien, con públicos internos.

La clave está en la segmentación asertiva del mercado y en la calidad de los contenidos que se emiten. La comunicación bidireccional y en tiempo real le permite a las empresas crear bases de datos realmente productivas y redituables y romper barreras de comunicación, sin límites por tipo de celular o por el país en el que se encuentre su audiencia.

Otra de las aplicaciones más relevantes de las soluciones móviles son las campañas en punto de venta o zonas estratégicas, a través de antenas de bluetooth, las cuales se sitúan justo en el lugar en el que se encuentra el mercado objetivo de la empresa y tienen un efecto inmediato, así como resultados medibles en el instante en que la campaña es lanzada.

La capacidad de obtener información precisa “en donde sea” habilita a las empresas para tener un tiempo de respuesta mucho más efectivo, por lo tanto no se pierden oportunidades de negocio. Esto da como resultado la optimización de procesos, mejor atención al cliente, eficiencia en el flujo de la información y un retorno sobre la inversión a corto plazo.

Medios móviles contra medios publicitarios tradicionales

Gracias al uso de estas tecnologías, las empresas no tienen que desembolsar una gran cantidad de dinero en campañas publicitarias, en promociones o en la difusión de la información. Por medio de mensajes (SMS y MMS), bluetooth y aplicaciones para teléfonos inteligentes, envían alertas a sus consumidores sobre información que les podría resultar atractiva, pero sobretodo funcional.

A diferencia de los medios publicitarios tradicionales, los dispositivos móviles están en contacto con el usuario durante todo el día, lo que permite una mayor interacción, fidelidad y retención de los clientes y mercados de una empresa u organización.

Estudios de Latbc muestran que en comparación con otros servicios, las soluciones móviles representan hasta 80% de ahorro de los gastos de operación (costos, tiempo de operación y logística), lo que además entrega resultados estadísticos inmediatos y permite lanzar campañas en minutos, mientras que en los medios masivos de comunicación como televisión, radio o internet esto podría llevar semanas.

Otro ejemplo es el caso de los centros de contacto. Las soluciones móviles evitan los altos costos operativos respectivos al salario del personal de ventas, reclutamiento y capacitación, cargos telefónicos, hardware, software, equipos de telecomunicaciones, llamadas de salida, entre otros. Además, la eficiencia de las campañas de telemercadeo está sujeta a varios factores, como baja productividad y en muchos casos la calidad deficiente en el servicio al cliente.

*Xavier Espinosa de los Monteros es director general de Latbc.

[email protected]

CRÉDITO: 
Xavier Espinosa de los Monteros*