¿Para qué sirven los estados financieros?

Foto: Especial

Evaluar el rendimiento y los resultados de una empresa, su principal objetivo

Todos hemos oído alguna vez sobre la emisión de estados financieros por las compañías y, desafortunadamente, también sobre su manejo o maquillaje. Pero ¿qué son?; básicamente son documentos que muestran el resumen del resultado de las operaciones de una empresa por un periodo y a una fecha dados.

Estados financieros como: el de resultados, el de variaciones en el capital contable o el de flujo de efectivo, nos proporcionan información sobre el resultado de la operación de una empresa por un periodo (normalmente de un año); el más conocido es el estado de resultados, que nos muestra la utilidad o pérdida del periodo. Por otro lado, el estado de posición financiera o balance general nos manifiesta la situación financiera a una fecha dada.

La combinación de todos los estados financieros sirve primariamente para evaluar el rendimiento de una compañía y su salud financiera; así fue durante mucho tiempo, cuando los grandes capitanes de la industria eran también los dueños de las mismas y querían saber cómo lo habían hecho (bien o mal); y lo sigue siendo para muchos negocios pequeños y medianos.

Sin embargo, a partir de la bursatilización de las empresas, en la que los accionistas son ahora los dueños, pero no manejan el negocio (y en muchos casos su utilidad se reduce a la variación en la cotización de las acciones de la misma), se ha sumado el uso de razones financieras, estadística, modelos matemático-financieros, análisis de tendencias e incluso, de la geo-política y la geo-economía, instrumentos calculados sobre la confianza que se tiene en la información de los estados financieros (no sólo de la empresa, sino de toda la industria), para tratar de determinar no sólo la situación financiera actual de la firma, sino también las perspectivas de la misma, todo ello relacionado con su cotización en bolsa (recordemos que los valores que se cotizan en bolsa se basan, entre otros, en múltiplos de la utilidad o del capital y la perspectiva de crecimiento sobre la base de una realización futura).

La importancia de los estados financieros es tal que cuando éstos fallan en reflejar razonablemente los resultados y la posición financiera de una empresa (que cotiza en bolsa), y al ser éstos base para la determinación de razones financieras y de la aplicación de fórmulas matemático-financieras etc., han dado lugar a caídas estrepitosas no sólo de cotizaciones de empresas, sino de la bolsa donde cotizan y, como hemos visto en tiempos recientes, del sistema financiero mundial.

Los estados financieros básicos siguen siendo un instrumento importante en la evaluación del rendimiento de una empresa, ya que son parte importante para la aplicación de fórmulas financieras, estadísticas y comparaciones. De ahí la importancia de que no estén alterados, ni contaminados por interpretaciones ventajosas de situaciones financieras o en el peor de los casos, falseados conscientemente con el propósito de presentar una situación irreal del rendimiento y situación financiera de una empresa.

*El autor es integrante de la Comisión del Sector Empresarial del Colegio de Contadores Públicos de México (CCPM).

[email protected]

CRÉDITO: 
C.P. Carlos H. Buenfil García*