Tus productos a la vista de los consumidores

Foto: Especial

La ausencia de artículos ahuyenta a los clientes y limita los ingresos

El común denominador en un mundo tan acelerado como en el que vivimos es el tiempo. Las personas ya no pueden demorarse en las actividades menos relevantes para sus prioridades, pero ciertamente importantes en el desarrollo de su día a día. Un ejemplo son las compras, que necesitan reinventarse en un entorno en el que los consumidores ya no tienen la posibilidad de esperar si no encuentran el producto deseado. Así lo testimonia el Levantamiento de Causas del Faltante en Anaquel, efectuado por GS1 México.

Esta evaluación, ejecutada por cuarto año consecutivo, refiere que los centros comerciales deben procurar que sus usuarios encuentren con facilidad los artículos requeridos, pues de lo contrario tanto ellos como los fabricantes se arriesgan a tener mermas económicas, derivadas de la pérdida de clientes.

El estudio, realizado a lo largo de 43 semanas (en siete de las cadenas comerciales de mayor renombre y que incluyó a 592 proveedores, 340 puntos de venta y 10 ciudades de México), arrojó que durante las primeras 19 semanas, se detectó un 5.2% de faltantes, lo que implica que 96,077 productos no estuvieron disponibles para el consumidor.

Asimismo, reveló que el producto en bodega constituye la principal problemática en materia de compras, con un 41.3%, que se traduce en 20,584 faltantes, es decir, aquellos artículos que al no ser encontrados en anaquel, fueron ubicados a través de una inspección visual en almacén y de los cuales no se confirmó su presencia.

Este indicador evidencia contracciones en las ventas y los ingresos de las entidades comerciales, ligadas a deficiencias en el proceso de resurtido en las góndolas y estantes. Y si a eso se suma que en ocasiones los productos son exhibidos en otras posiciones, sin avisarle al usuario, el panorama empeora.

Por ello, el organismo de estandarización con alcances internacionales, aporta algunas directrices para dotar de eficiencia (vía acciones correctivas) el aparato logístico de las tiendas.

  • Establecer una estrategia conjunta entre proveedor y cadena para dar solución a todos aquellos puntos de incidencia que impactan a la cadena de suministro de ambos actores
  • Anticiparse a las posibles dificultades y buscar soluciones antes de que se produzca una ineficiencia, pues ya no es admisible la frase “es que siempre se ha hecho así”.
  • Trabajar de forma proactiva y sentirse parte del proceso.

[email protected]

CRÉDITO: 
GS1 México