Inicia una empresa con posibilidades de éxito

Foto: Shutterstock

Prever la carga administrativa-legal aumentará el porcentaje de triunfo del negocio: CCPM

El gobierno federal creó recientemente el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) como una estrategia para impulsar la creación de micro, pequeñas y medianas empresas que contribuyan a minimizar el comercio informal, impulsando su innovación, competitividad y proyección en los mercados nacional e internacional para aumentar su contribución al desarrollo y bienestar social, así como coadyuvar al desarrollo de políticas que fomenten la cultura y la productividad empresarial.

Es fundamental para el inicio de toda empresa contar con el mínimo de asesoría para tener una plataforma administrativa-legal, que le permita a los emprendedores tomar decisiones claves al momento de iniciar un negocio, como son las siguientes:

Figura Fiscal

  • Persona Física: si inicia como persona física con actividad empresarial.
  • Persona Moral: se asocia con alguien.

También, es necesario que analices si inicia por cuenta propia o decides participar en un proyecto de alguien más. Por ejemplo: asociaciones en participación, fideicomisos, franquicias o Joint Ventures.

Por otra parte, si el emprendedor decide asociarse mediante la figura fiscal de persona moral lo puede hacer según la estructura de su conveniencia, ya sea de carácter civil (asociación civil o sociedad civil) mercantil (sociedad anónima, sociedad de responsabilidad limitada) o rural (sociedad de producción rural o asociación rural de interés colectivo).

Financiamiento

En cuanto al financiamiento, el emprendedor cuenta con varias posibilidades. En primer lugar está el autofinanciamiento, es decir, que el empresario inicie con sus propios recursos, lo cual es de lo más complejo ya que normalmente el emprendedor no cuenta con los suficientes medios para formar un negocio.

Por lo anterior, el financiamiento se hace de manera mixta, es decir, se incluye la parte que el emprendedor aporta y se complementa ya sea con apoyos privados o públicos. Cabe destacar, que tanto el sector bancario como el gobierno cuentan con programas de financiamiento, diseñados para el tipo de negocio al que se pretenda dedicar el emprendedor.

Por lo que hace al gobierno federal, el actual Instituto Nacional del Emprendedor cuenta con varios programas al respecto. Del mismo modo, Fondo Pyme apoya a empresas y emprendedores y el Instituto Nacional de la Economía Social (INAES) apoya a empresas sociales.

Por su parte, los gobiernos estatales apoyan a emprendedores de diversas formas.

Marco Normativo: leyes, reglamentos, etc.

Es necesario tomar en cuenta la infraestructura jurídica que se necesita tanto para montar el negocio, como para que opere sin contratiempos, como sigue:

  • 1. Administrativa: permisos, licencias y autorizaciones.
  • 2. Laboral: con empleados, comisionistas y prestadores de servicios.
  • 3. Propiedad Intelectual: patentes, marcas, etc.
  • 4. Otras
  • 1. Ley contra el Lavado de Dinero

    • Actividades Vulnerables
    • Actividades que no podrán ser pagadas en efectivo.

    2. Protección al consumidor

    • Evitar publicidad engañosa
    • Cuidar que las garantías que se otorgan sean por escrito y claras
    • Si va a tener contratos modelo “machote” que sean inscritos en Profeco.
    • 3. Protección de datos personales

      • Poner a disposición el aviso de privacidad.

      4. Protección civil

      • Tener un plan de protección civil.

      5. Medio ambiente

      • Saber si necesita un plan de descargas de agua.
      • Contemplar si maneja residuos.
      • Saber si necesita una manifestación de impacto ambiental.

      6. Responsabilidad social

      • Acciones para mejorar su entorno.
      • Cuidar de los trabajadores.
      • Contemplar si quiere el reconocimiento de “Empresa Socialmente Responsable”.

      Como se puede apreciar, iniciar un negocio en México no es una tarea sencilla. Sin embargo, si prevemos la carga administrativa-legal que nos fijan las leyes y las autoridades, el porcentaje de éxito del negocio se eleva sustancialmente y realmente la consolidación del negocio dependerá del talento, visión y esfuerzo del emprendedor.

      *El autor es integrante de la Comisión de Desarrollo de Contabilidad y Auditoría Gubernamental del Colegio de Contadores Públicos de México (CCPM) y Socio Fundador de Villa Aguirre García y Asociados, S.C.

CRÉDITO: 
Eduardo García Guzmán*