Hay que diversificar la oferta turística

Archivo/Eleconomista.mx

Por décadas, México ha dejado pasar grandes oportunidades para el sector

Por años se ha mencionado que México cuenta con la suficiente riqueza natural, histórica y cultural para ser una gran potencia en materia turística; sin embargo, algunas piezas estratégicas no han terminado de conjugarse adecuadamente entre la Iniciativa Privada y el gobierno, lo que se ha reflejado en la pérdida de innumerables oportunidades para hacer de esta industria una de las mayores generadoras de riquezas en el país.

Ejemplos alrededor del mundo sobran y España es uno de ellos. Cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) revelan que en dicho país, el turismo equivale a 10.2% del Producto Interno Bruto (PIB) y 11.5% del empleo. El éxito de este país se basa en la capacidad de diversificar su oferta turística, mostrando una amplia capacidad para adaptarse a los cambios que exige un mundo globalizado y ha tomado como principal eje un servicio de alta calidad, para visitantes que cada vez muestran un perfil más exigente. Esto le ha valido ostentar en la actualidad la cuarta posición a nivel mundial como mayor destino turístico.

México cuenta con muchas ventajas para generar una verdadera oferta turística diferenciada, a la que tiene que agregar una fuerte y verdadera estrategia de desarrollo de capital humano para alcanzar altos niveles de calidad y con esto consolidar gran parte de lo alcanzado en la actualidad. Esta labor es conjunta entre gobierno y la Iniciativa Privada y no puede esperar más. Muchos sabemos que gran parte de la baja que se ha detectado del turismo internacional ha sido ocasionado por la imagen negativa que el país ha sufrido por diferentes episodios lamentables que han afectado a turistas extranjeros y por otros factores de inseguridad que se viven.

Se trata no sólo de recuperar la confianza de quienes invertían su tiempo y dinero en vacacionar en México, sino que no se pierda la que los turistas nacionales depositan en su propio país.

El sector es importante para la economía, su aportación al PIB alcanza 9% y genera alrededor de 2.5 millones de empleos directos, cifras que nos dejan ver que con un poco de mayores esfuerzos y una estrategia gubernamental y privada se puede generar una verdadera riqueza, que proveería mayores oportunidades laborales para miles de jóvenes sin empleo.

Hoy, al inaugurar la Convención Nacional de Turismo 2013, Jorge E. Dávila Flores, presidente de la Concanaco-Servytur, presentó una propuesta basada en seis ejes, con los cuales, coincido, se puede aportar mayor fortaleza y dinamismo al sector y a la economía del país.

Éstos son innovar la oferta turística para satisfacer los mercados cada vez más competitivos y exigentes; crear incentivos fiscales para aquellos proyectos empresariales turísticos sustentables; desarrollar campañas de promoción turística integral para los principales clientes del mundo, sin desatender el turismo nacional; establecer esquemas de evaluación del desempeño de los programas de turismo y su impacto en el empleo; mejorar los niveles de seguridad en las carreteras, con señalamientos adecuados y áreas de descanso dignas y seguras, y que la actividad turística del país sea considerada estratégica, para fomentar una mayor inversión en infraestructura.

Diversificar es la clave, pues hoy México concentra en cinco destinos 70% de los turistas internacionales.

Twitter: @chucastellanos

CRÉDITO: 
Carmen Castellanos