Establece relaciones laborales ante la ley

Foto: Especial

Conoce los aspectos legales que cualquier empresa debe considerar

De acuerdo a los más recientes censos económicos del INEGI, en México hay más de cinco millones de micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), que contribuyen con 52% del PIB de nuestro país, según cifras de la Secretaría de Economía (SE).

La importancia de estas unidades económicas es innegable y a pesar de ello, es común que su operación carezca de algunos elementos administrativos básicos, deseables para asegurar su crecimiento.

Entre la falta de un plan de negocios, finanzas familiares mezcladas con las del negocio y la ausencia de una administración bien estructurada, las mipymes pueden enfrentar graves pérdidas que las lleven incluso a desaparecer. Uno de los elementos menos atendidos por estas firmas es la prevención legal, específicamente en lo referente a las relaciones laborales con sus trabajadores.

En nuestra experiencia, el porcentaje de emprendedores, pequeños y medianos negocios que no anticipan las exigencias de la Secretaría del Trabajo (STPS) es muy alto; aproximadamente 90% de las compañías atiende este aspecto hasta que son demandadas por su personal o multadas por la autoridad, lo cual puede hasta triplicar los costos que les habría representado la prevención.

Así, el primer gran elemento a resaltar para las empresas es que, al momento de contratar a una persona para que ésta les preste sus servicios personales subordinados, inmediatamente deben cumplir con las obligaciones establecidas por la Ley Federal del Trabajo (LFT).

La mejor forma de prevenir consecuencias negativas como multas y altos costos al ser demandados por trabajadores, es el cumplimiento de estos lineamientos. Una mipyme que no cumple sus obligaciones patronales puede enfrentar multas que van desde los 3,200 hasta los 311,000 pesos, montos que además– con las reformas a la LFT – se multiplican por cada trabajador afectado por dicho incumplimiento y por cada falta detectada en las inspecciones de la Secretaría del Trabajo.

Si bien hay un amplio número de obligaciones que todas las empresas deben cumplir, las básicas que una mipyme debe atender de manera sencilla son:

  • Contar con contratos individuales de trabajo.
  • Llevar controles de horario, por escrito y firmados por los trabajadores.
  • Establecer el uso de recibos de pago firmados de conformidad por los trabajadores.
  • Registrar, por escrito las incidencias cotidianas en la relación laboral (si algún trabajador solicitó algún permiso, llegó tarde, faltó a laborar, tuvo alguna discusión, etc.).

Finalmente, es deseable que las mipymes atiendan estos elementos básicos con base en la asesoría de un especialista (sobre todo en el caso de los contratos), para asegurar que se cumplen las exigencias que marca la ley.
Este tipo de orientación puede ser muy económica y práctica, realizarse sólo una vez al año y ofrecer la tranquilidad de proteger los recursos de la empresa frente a una demanda laboral o una inspección por parte de la STPS.

*El autor es socio y director del despacho Rangel Abogados.

[email protected]

CRÉDITO: 
Lic. Juan Manuel Rangel Sol*