Empresario, ¡cuidado con lo que comes!

Foto: Especial

Evitar largos ayunos y controlar las emociones, claves de la salud

Si sufres reflujo, gastritis, úlcera u otro trastorno del estómago, y estás tomando los medicamentos indicados por el médico, pero además quieres reforzar tu tratamiento con hábitos eficientes y eficaces para mejorar tu digestión, en esta columna te los proporcionamos.

  • Costumbres que perjudican

Es muy agresivo hacer ayunos prolongados, por ejemplo, si el miércoles no desayunamos, el jueves casi no comemos y el viernes tomamos alcohol y hacemos una cena abundante, este mal ritmo irrita e inflama a nuestro estómago.

  • Alimentos que dañan al estómago

Un rival de mucho cuidado es la grasa, que perjudica al estómago y trastorna de manera muy importante la movilidad normal del conducto que lleva los alimentos de la boca al estómago y que se llama esófago. Otros enemigos peligrosos son: alcohol, café, picante, condimentos y tabaco, así que habrá que desterrarlos al 100%.

Las carnes rojas tampoco son saludables para él estómago, si bien son ricas en proteínas, su tipo de tejido provoca mayor dificultad para su arribo al estómago y para la digestión en sí. Lo mismo podemos decir de las salchichas y demás carnes frías. En general, todos los alimentos industrialmente fabricados y los que están preparados con leche entera son una amenaza constante.

  • También perjudican

La infección por Helicobacter Pylori, fumar, tomar analgésicos o antiinflamatorios, la ansiedad y la depresión, provocan desde malestar hasta ardor o dolor en el estómago. Así que vale la pena eliminarlos y aprender a manejar las emociones de manera inteligente.

  • Si padeces reflujo, gastritis o úlcera

Para mejorar, fija un horario estricto para tus alimentos, distribuyéndolos en desayuno, un refrigerio a media mañana con frutas y verduras, la comida, un refrigerio a media tarde con frutas y verduras, y la cena.

No hagas ayunos prolongados, tu estómago no debe permanecer más de cuatro horas sin alimentos sólidos o semisólidos. Si requieres una lista gratuita de alimentos que facilitan la digestión solicítala a través de: [email protected]

  • Carnes blancas de mejor digestión

El pollo y el pescado, contienen proteínas que son fáciles de digerir, sobre todo cuando se guisan sin recurrir a la fritura, el empanizado o el capeado.

  • La digestión desde la boca

Come porciones pequeñas. Parte la comida en trocitos y tómate un tiempo prudente para masticarlos, entre más despacio coma más beneficios va a tener.

El último alimento se debe ingerir dos horas antes de dormir, y ojalá pudieras conciliar el sueño acomodando tu cuerpo sobre el costado o lado izquierdo.

  • La hidratación

Acompaña los alimentos con jugos o aguas de frutas preparadas sin o con muy poca azúcar; estas bebidas caseras ayudan mucho. El agua simple también te sirve, eso sí, cuida que sea agua apta para el consumo humano.

*El autor es asesor médico y capacitador autorizado por la STPS en temas de salud para empresas y corporativos.

CRÉDITO: 
Daniel Alcaraz Aguilar*