Conoce las necesidades legales de tu pyme

Foto: Cortesía

Tener una estructura legal endeble puede costarte tiempo y dinero.

Un gran porcentaje de emprendedores mexicanos desconocen la importancia de cuidar el área legal de su empresa, lo cual puede repercutir tanto en su salud financiera y emocional, ya que pueden verse envueltos en dilemas legales que dañen su prestigio y por lo tanto sus ventas.

Resulta lógico que entre tantos permisos y trámites nos encontremos desorientados, por ello, muchas personas evitan poner sus papeles en orden. Así, es necesario saber que existen asesores jurídicos que pueden guiarnos desde la formación de nuestra empresa y darnos certeza de lo que requerimos para respaldar nuestras operaciones.

De esta forma, una cultura jurídica preventiva nos otorgará tranquilidad y nos dará una gran ventaja competitiva frente a las otras pequeñas o medianas empresas que nunca se preocuparon por tener su área legal en orden.

Sin embargo, antes de fijar tus requerimientos legales, es necesario trazar un plan de negocios: un documento en donde plasmes tus objetivos, ideología, servicios y clientes potenciales. Así tendrás claro qué es lo deseas conseguir y te servirá como tarjeta de presentación para solicitar asesorías, créditos y hasta hacer publicidad.

Los trámites indispensables que debes realizar son:

  • Constitución del negocio como sociedad mercantil; el organismo que autoriza este permiso es la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), primero infórmate acerca de las características ventajas e inconvenientes que tiene esta constitución para que elijas la que mejor se acomode a tus necesidades.
  • Registra el nombre de tu empresa o negocio ante la SRE. Toda sociedad mercantil debe realizar un contrato de sociedad en el que las partes involucradas estén obligados a unir recursos y esfuerzos para un fin común, se da nombre y razón social a la entidad y se definen estatutos sociales; para ello debes presentarte ante un notario o corredor público para crear un instrumento notarial denominado Acta Constitutiva.
  • Realiza tu inscripción ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) para dar de alta tu negocio, ahí te hablaran de las obligaciones fiscales que corresponden a tu pyme.
  • Luego, para tener tu cédula de identificación fiscal debes tramitar la inscripción en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC). Este documento servirá para solicitar facturas y evitar duplicidad de información de los contribuyentes; es decir, brindar una identidad única e irrepetible.
  • Presentación ante el Registro Público de la Propiedad y del Comercio en el lugar donde la empresa será instalada.
  • Trámite ante la Secretaría de Salud, ya sea licencia sanitaria para empresas de mayor riesgo, aviso de funcionamiento para las de menor riesgo, y liberación de giros para aquellas que no constituyen riesgo alguno para la salud.
  • La empresa debe inscribirse en el Instituto Mexicano del Seguro Social, en un plazo no mayor a los cinco días hábiles, desde que inicias operaciones e inscribir a los trabajadores. Para realizar este trámite debes tener mínimo un trabajador en tu empresa o negocio.

Cabe destacar que algunos de los problemas que con frecuencia enfrenta una pyme es una mala o incompleta elaboración de contratos, clausuras por la falta de documentación exigida por la ley, registros de marca inconclusos, entre otros.

Mi recomendación como abogada es que si no estás familiarizado con tema legal alguno, acudas a la Secretaría de Economía, para conocer cual de sus diferentes programas se ajusta a tus necesidades. Además, esta dependencia ofrece información básica de la instalación y operación de los negocios, a la par de asesoría financiera.

Desconocer la ley definitivamente no te excluye de su cumplimento ni de mantenerte dentro de los márgenes que dicta. Así, un negocio que funcione de manera regular, considerado legalmente establecido por el Gobierno, te brindará una gran fortaleza y ventaja competitiva.

*Fundadora y directora del despacho Leal Montemayor, único en el país conformado exclusivamente por mujeres.

www.lealmontemayor.com

[email protected]

CRÉDITO: 
Carolina Leal*