Qué hacer ante el abuso sexual

Foto: Archivo./ elempresario.mx

El abuso sexual es una de las prácticas más deleznables de la humanidad, y ocurre en todos los ámbitos, tanto en el laboral como en el familiar. Sin embargo, siempre se mantenido como un secreto a voces.

Un delito sexual es cualquier forma de contacto físico con fuerza o intimidación, e implica desde tocamientos obscenos hasta penetración. Sin embargo, la agresión también puede ser llevada a cabo cuando alguien le pide a otra persona que lo mire mientras toca sus genitales, mantiene relaciones sexuales o participa en conversaciones de contenido sexual.

El artículo 256 del Código Penal Federal decreta que el hostigamiento y abuso sexual existe cuando una persona con fines lascivos asedie reiteradamente a persona de cualquier sexo, valiéndose de su posición jerárquica derivada de sus relaciones laborales, docentes, domesticas o cualquiera otra que implique subordinación.

Asimismo, el Gobierno del Distrito Federal cuenta con la ley General de Mujeres a una vida Libre de Violencia, y con Programa contra la Violencia Familiar 2011 de la Secretaría de Desarrollo Social a través de la Dirección General de Igualdad y Diversidad Social.

¿Qué hacer en caso de sufrir una agresión sexual?

El Gobierno, la Procuraduría, la Comisión Nacional de Derechos Humanos y la Secretaría de Seguridad Pública tienen la obligación de impulsar y velar por prevenir la explotación sexual y abuso sexual en todas sus expresiones.

Además, el Gobierno Federal creó el Instituto Nacional de la Mujer, organismo que trabaja para crear una cultura de igualdad libre de violencia y discriminación, capaz de propiciar el desarrollo integral de todas las mujeres mexicanas y permitir, tanto a hombres como a mujeres por igual, ejercer plenamente todos sus derechos, así como participar equitativamente en la vida política, cultural, económica y social del país. Esta Institución tiene oficinas en todos los estados del país y los servicios que brinda son gratuitos.

Para las víctimas

1. Informa inmediatamente a una persona de confianza, ya sea familiar, amigo o autoridad, para que puedan apoyarte y así buscar la ayuda legal y psicológica necesaria.

2. Si el daño ocurre en el centro de trabajo, repórtalo inmediatamente al departamento de recursos humanos o al superior jerárquico.

3. Pide atención médica. Puedes tener heridas ocultas y además los médicos te ayudarán a prevenir la posibilidad de quedarte embarazada o de contraer enfermedades infecciosas.

4. Cundo acudas al Ministerio Público a presentar una denuncia contra del agresor, no te duches, cambies de ropa, ni bebas o comas, ya que podrías destruir pruebas físicas importantes para sancionar al agresor./strong>

Para los empresarios

1. Elabora políticas rígidas en contra del abuso sexual dentro de tu compañía y dalo a conocer a todos tus empleados, por ejemplo: código de conducta, de ambiente laboral, etcétera.

2. Establece líneas anónimas para reportar cualquier tipo de abuso sexual.

3. Brinda apoyo y seguridad laboral a las víctimas, es decir, apoya en cuanto a la confidencialidad de su acusación y para que reciba asistencia legal y médica; brinda seguridad en el sentido de que no será despedido de su empleo por reportar este tipo de conductas.

*Fundadora y directora del despacho Leal Montemayor, único en el país conformado exclusivamente por mujeres.

www.lealmontemayor.com

contacto@elempresario.mx

CRÉDITO: 
Carolina Leal*

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.